Posts Tagged ‘Poesía’

Vuelta a Paz de José Antonio Aguilar Rivera

enero 11, 2014

Octavio Paz

Fotografía: Octavio Paz

José Antonio Aguilar Rivera publica en la revista Nexos (enero, 2014), que circula en estos días, un artículo sobre el poeta Octavio Paz: Vuelta a Paz. Rivera nos recuerda las polémicas políticas de Paz con los intelectuales de izquierda en México, como ya ha comentado Enrique Krauze: el diálogo natural de Octavio Paz no era con la derecha, sino con la izquierda, no obstante fue ninguneado por esta última. A diferencia de José Antonio Aguilar Rivera, para mí ver y escuchar al poeta Paz en televisión en el memorable encuentro Vuelta, La experiencia de la libertad, fue una revelación: la pasión crítica del decir,hacer. Cuando Aguilar Rivera escribe que “…el Paz de la tele, que pontificaba, me parecía aburrido”, me recuerda el lugar común de la “crítica” de la prensa de esos días para descalificar a Paz. Otra nota: no creo, como argumenta Aguilar Rivera que “…las rencillas y pleitos de los grupos culturales, en cambio, eran guerritas de artificio en la república de las letras. Una pérdida de tiempo, sigo pensando hoy”, a mi manera de ver, en un ambiente autoritario, donde las prebendas culturales del gobierno hacia los “intelectuales” rayaban en un cinismo, esta crítica era necesaria, una crítica de higiene moral de la plaza pública como bien observó en su momento Paz. De esa “pérdida de tiempo”, de la que nos habla Aguilar Rivera, se escribió una notable y bellísima pieza escrita por el poeta Aurelio Asiain, Con todo respeto, profesor. Aguilar Rivera, anota la memorable reflexión de Paz sobre el liberalismo: “…el liberalismo deja sin respuesta a más de la mitad de las grandes interrogaciones humanas”. Sí, Paz buscaba más allá de las ideologías políticas, en la otra voz: la poesía.

Anuncios

Czeslaw Milosz

abril 8, 2013

 

Encuentro en el valioso proyecto de la UNAM sobre el Material de lectura, puesto en versión electrónica, la poesía del poeta polaco Czeslaw Milosz, considerado por el filósofo político Isaiah Berlin uno de los últimos grandes poetas de la segunda mitad del siglo XX. Conocí la obra de Milosz años atrás. De manera casual llegó a mis manos su novela traducida al español titulada “El poder cambia de manos”, en donde el profesor Gil, personaje memorable, traduce en la soledad al historiador Tucídides, quien creía en la subjetividad de los indiviuduos, idea a contracorriente del marxismo predominante en el ambiente intelectual de aquellos días. Milosz es también autor de un penetrante libro sobre la conciencia que cede y se compromete con el pensamiento totalitario, me refiero al penetrante libro “La mente cautiva”. Al igual que Paz, Milosz era un poeta moralista, un hombre en su siglo.

En el Material de lectura podemos leer los siguientes versos del poeta Czeslaw Milosz:

 

Oigo tu risa en el jardín. Y el olor

De la primavera loca corre por las hojas mojadas hacia mí,

Hacia mí, que sin creer en alguna fuerza salvadora

Sobreviví a otros y a mí mismo.

(Fragmento del poema DESPEDIDA de Milosz)

 

 

 

Mark Strand, la sencillez de las palabras

febrero 12, 2013

Letras Libres ha publicado una entrevista al poeta Mark Strand, realizada por el escritor Ezequiel Zaidenwerg. Conocí la poesía de Strand hace aproximadamente un par de décadas al leer su bello poema “The Story of Our Lives”, en una antología de su propia poesía. Al leer la entrevista reconocí la voz del poeta en su bella frase: “…Tal vez aparezca en otra parte”. Aquí la entrevista en Letras Libres, acá otra bella entrevista realizada por Wallace Shawn que apareció en The Paris Review.

Poesía clásica japonesa por Aurelio Asiain

octubre 4, 2012
En el bello texto del poeta Aurelio Asiain, Poesía clásica japonesa, encuentro el siguiente poema de Minamoto no Sanetomo:
 
En este mundo
lo mismo que una sombra
en el espejo
que no está donde está
ni ahí deja de estar
                                    
 
Minamoto no Sanetomo (Versión de Aurelio Asiain).

Las leyes y los hombres de Octavio Paz

mayo 5, 2012

Pintura: Chuang-Tzu.

 

Hace aproximadamente trece años el poeta Octavio Paz publicó en la revista Vuelta sus traducciones del gran poeta Chuang-Tzu, en un bello artículo titulado Trazos. Escribe Paz sobre Chuang-Tzu: “Creo que Chuang-Tzu no sólo es un filósofo notable sino un gran poeta. Es el maestro de la paradoja y del humor, puentes colgantes entre el concepto y la iluminación sin palabras” (Vuelta, abril, 1996).

Más adelante escribe sobre las leyes y los hombres:

“Tzu Kung, discípulo de Confucio, dijo a Lao Tzu* : ‘Dices que no debe haber gobierno. Pero si no hay gobierno ¿Cómo se purificará el corazón de los hombres?’ El maestro contestó: ‘Lo único que no debemos hacer es entrometernos con el corazón de los hombres. El hombre es como una fuente; si la tocas, se enturbia; si pretendes inmovilizarla, su chorro será más alto…Puede ser tan ardiente como el fuego más ardiente; tan frío, como el hielo mismo. Tan rápido que, en un cerrar de ojos, puede darle la vuelta al mundo; en reposo, es como el lecho de un estanque; activo, es poderoso como el cielo. Un caballo salvaje que nadie doma: es el hombre’.” (Traducción de Octavio Paz, Vuelta, 1996).

*Maestro de Chuang-Tzu, fundador del Taoísmo y autor del Libro del Tao (Tao Te-King).

La llama doble de Octavio Paz

marzo 8, 2012

 

Leo las siguientes líneas del poeta Octavio Paz en La llama doble: “El encuentro erótico comienza con la visión del cuerpo deseado. Vestido o desnudo, el cuerpo es una presencia: una forma que, por un instante, es todas las formas del mundo. Apenas abrazamos esa forma, dejamos de percibirla como presencia y la asimos como una materia concreta, palpable, que cabe en nuestros brazos y que, no obstante, es ilimitada […]” (Octavio Paz, La llama doble, 1993:204)

Ludwig von Mises, poesía y economía.

febrero 2, 2012

Fotografía: Ludwig von Mises (Ludwig von Mises Institute)

 

El poeta Jaime Gil de Biedma en sus ensayos reunidos en el libro El pie de la letra teoriza sobre la obra del poeta inglés Thomas Stearns Eliot, en particular su ensayo introductorio a su traducción maestra de Función de la poesía y función de la crítica. Sobre el escrito de Jaime Gil de Biedma me llamó la atención sobre la tarea fundamental del poeta Eliot como crítico: establecer una lectura nueva sobre la tradición de la poesía inglesa. Además, agrega Gil de Biedma, Eliot buscaba aquello que era universal a todo poema, no importando el lugar y el tiempo en que se haya escrito. En otras palabras, buscaba un modelo normativo de crítica que le permitiera al lector identificar la esencia del poema.

 

Esta lectura de Jaime Gil de Biedma inmediatamente la relacioné por analogía sobre otro universal: la racionalidad en la teoría económica neoclásica. El principio normativo de la teoría económica neoclásica es la idea universal de que a la acción económica le precede la racionalidad, es decir, el acto de autointerés del hombre por maximizar su utilidad. Un par de libros que indagan y construyen una teoría general de la acción humana en las ciencias sociales y en particular en la economía se deben al economista Ludwig von Mises. El primero es Epistemological Problems of Economics (1960 [1933]) en donde reflexiona sobre las premisas de la racionalidad en la teoría del valor de la escuela de economía austríaca desde una perspectiva sociológica e histórica. El segundo libro de Mises, al que me refiero, es Human Action: A Treatise on Economics (1966), en donde plantea la vieja problemática de la escuela austríaca sobre el rasgo distintivo del hombre con respecto a la naturaleza: su racionalidad. Sobre este último libro me gustaría agregar que Mises aborda el tema del papel de las ideas en la práctica de las políticas públicas, dice von Mises que toda acción humana, en especial la acción económica, es precedida por el pensamiento. La teoría económica, al igual que la función crítica de Eliot, busca lo permanente, el modelo abstracto que sistematice la realidad en un conjunto de palabras.

 

Ciudad de México a 02 de febrero de 2012

DOCUMENTO DEL POST: Ludwig von Mises, poesía y economía

John Donne: “Puedo amar a rubias y a morenas…”

noviembre 18, 2011

“Puedo amar a rubias y a morenas,
a la que finge la abundancia
y a la que esconde la indigencia;
a la que prefiere la soledad,
a la que cree, y a la que duda;
a la que siempre llora con ojos como esponjas,
y a la que es corcho seco y nunca llora.
Puedo amarla a ella, y a ella, y a ti, y a ti;
puedo amar a cualquiera
que no sea verdadera”.

 

John Donne (1572-1630)

 

Fuente: A media voz

Taller Ditoria

agosto 25, 2011

Taller Ditoria, lugar de encuentro de ediciones de autor. Nos dice la historia de Taller Ditoria que las letras de los poetas Juan Gelman, Saúl Yurkievich, Ida Vitale, José Luis Rivas, Gerardo Deniz, Gabriel Zaid, Ulises Carrión, Juan Bautista Villaseca, han tomado la forma artesanal de una edición de autor.

Octavio Paz: Poesía, memoria, política

agosto 10, 2011

Noé Hernández Cortez

Hace 22 años, para ser exactos el 22 de junio de 1989, el poeta Octavio Paz recibía de manos del Presidente François Miterrand el Premio Alexis de Tocqueville. Su discurso de recepción del premio fue publicado en la Revista Vuelta: Poesía, Mito, Revolución. Una pregunta que se hace Paz en este ensayo es: ¿Cuál puede ser la contribución de la poesía en la reconstitución de un nuevo pensamiento político? Nos dice el poeta: la memoria. La memoria recrea la vida presente y pasada, las pasiones actuales y primitivas. Por la memoria habla el poeta; la otra voz. Pero el poeta nos advierte:

“En las escuelas y facultades donde se enseñan las llamadas ciencias políticas debería ser obligatoria la lectura de Esquilo y de Shakespeare. Los poetas nutrieron el pensamiento de Hobbes y Locke, de Marx y Tocqueville. Por la boca del poeta habla –subrayo: habla, no escribe- la otra voz. Es la voz del poeta trágico y la del bufón, la de la solitaria melancolía, y la de la fiesta, es la risotada y el suspiro, la del abrazo de los amantes y la de Hamlet ante el cráneo, la voz del silencio y la del tumulto, loca sabiduría y cuerda locura, susurro de confidencia en la alcoba y oleaje de multitud en la plaza. Oír esa voz es oír al tiempo mismo, el tiempo que pasa y que, no obstante, regresa vuelto unas cuantas sílabas cristalinas” (Paz, Vuelta, 1989).

Ciudad de México, a 9 de agosto de 2011.

EN DOCUMENTO: Octavio Paz. Poesía, Memoria, Política