Posts Tagged ‘Carlos Monsiváis’

Democracias en crisis de Jesús Silva Herzog-Márquez

agosto 1, 2011

Jesús Silva Herzog-Márquez publica el día de hoy una nota sobre Antonio Gramsci. Me detengo en una reflexión de Jesús: Gramsci encontraba “en el florentino[Nicolás Maquiavelo] el aire para escapar del economicismo, esa simplificación de los malos lectores que reducían la historia al juego de las fuerzas económicas”. En nuestra plaza pública justamente se extraña la reflexión política desde el ámbito de la cultura, jugando con la analogía de Jesús, podemos decir que predominan los malos lectores. Este texto de Jesús corresponde a una tradición periodística de reflexión política en México: la de Octavio Paz, Gabriel Zaid, Enrique Krauze, Carlos Monsiváis y Christopher Domínguez Michael, aire de reflexión política que se extraña en nuestros días en nuestra vida pública.

Anuncios

Carlos Monsiváis, Octavio Paz y el diálogo con la izquierda

junio 21, 2010

Carlos Monsiváis, Octavio Paz y el diálogo con la izquierda

 

Es extraño que en la academia universitaria de ciencia política en México, no se estudie de manera sistemática a nuestros ensayistas políticos. El estudio de la historia de la izquierda en México pasa por Octavio Paz y Carlos Monsiváis. En su memorable ensayo de 1999 Octavio Paz y la izquierda (Letras Libres, abril, 1999), Monsiváis recorre la historia de la izquierda en México a través de la mirada de crítica política y poética de Octavio Paz, los desacuerdos con Paz son los acuerdos críticos de Monsiváis con la izquierda no sólo política, sino con la izquierda social. En Monsiváis encontramos a un pensador de izquierda que va más allá de los programas de los partidos políticos, para ubicarse en la izquierda democrática de la sociedad civil y cultural. En el ensayo Octavio Paz y la izquierda leemos las siguientes reflexiones de Monsiváis:

Paz señala que el diálogo tradicional entre la izquierda y la derecha es un “diálogo en vías de extinción…” principalmente en Europa. A lo que responde Monsiváis:

“Tal eclipse no se da en América Latina, donde a partir del bien o mal llamado neoliberalismo (así identificado de manera unánime), y de las estrategias de ‘la nueva evangelización’ de América, la derecha se insolenta, exige el control de la educación pública, afirma la naturaleza eterna de la desigualdad, somete a sus contrincantes a campañas de linchamiento moral, identifica muy al estilo de la Guerra Fría como ‘subversivo’ a todo proyecto de justicia social, legitima el saqueo en nombre de la ‘libertad de empresa’ y se esfuerza en levantar la teocracia del mercado libre. Y la existencia de esta derecha garantiza la continuidad de la izquierda…” (Letras Libres, abril, 1999).

La crítica política de Monsiváis se vuelve a la vez una crítica poética: sensibilidad que atrapa la fuerza de la metáfora de la política, elemento que jamás encontraremos en la academia universitaria entre nuestros analistas políticos: la invención verbal. Escribe Monsiváis con respecto a Paz y la vitalidad de pensar en una comunidad universal:

“En 1950 el escritor francés David Roussel publica un informe sobre los campos de concentración en la URSS. Es el tiempo de la Guerra Fría, y la izquierda se abstiene de la mínima crítica ‘para no darle armas al enemigo’. Paz desecha la intimidación y publica en la revista Sur unos documentos sobre el genocidio estalinista. De inmediato se le tacha de ‘anticomunista’, entonces el instrumento de contención moral que se opone a las devastaciones de la Guerra Fría, y que se irá banalizando al emplearse no contra quienes son ‘instrumentos del Pentágono’, sino contra los críticos de un orbe dictatorial. Paz desecha el membrete, y reivindica en el El arco y la lira la idea de una comunidad universal en que cese la dominación de los unos sobre los otros, y en donde la libertad y la responsabilidad personal reemplacen a la moral del autoritarismo y el castigo. A esa idea – la sociedad en donde se borra la distinción entre trabajo y arte- se adscribe: ‘Renunciar a ella sería renunciar a lo que se ha querido ser el hombre moderno, renunciar a ser…El marxismo es la última tentativa del pensamiento occidental por reconciliar razón e historia” (Letras Libres, abril, 1999).

Sobre la obra de Monsiváis podemos decir lo que el propio Monsiváis decía de la obra de Paz: “…y las discrepancias, por numerosas y significativas que sean, no impiden la continuidad ya sin fracturas del diálogo, abierto entre sus páginas” (Letras Libres, abril, 1999).