El chavismo sin Chávez de Nicolás Maduro

febrero 14, 2014

1392323130_122637_1392323840_portada_normal

Fotografía: EL PAÍS

El gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela es un gobierno sustentado en la ideología del chavismo sin Chávez, un gobierno huérfano del patriarca Chávez, que hereda las formas represivas extremas de la Revolución Bolivariana. Nicolás Maduro, carente del estilo de gobernar de Chávez, deja asomar su auténtico rostro de represión contra los jóvenes y opositores venezolanos.  En Venezuela existe una captura de los poderes gubernamentales por el oficialismo, el Tribunal Supremo de Justicaes una extensión del poder político del Ejecutivo, la Asamblea Nacional es un escaparate para denostar a la oposición en Venezuela, en su portal de internet en estos días leemos consignas como “oposición fascista quiere instaurar la violencia política para llegar a una guerra civil“, esto último es más grave aún cuando proviene de Blanca Eekhout, quien tiene la investidura de ser la Segunda Vicepresidenta de la Asamblea Nacional de Venezuela.

El discurso de responsabilizar de todos los desequilibrios institucionales y sociales de Venezuela  in aeternum al gobierno de los Estados Unidos, nos recuerda la farsa ideológica de Fidel Castro. Con Hugo Chávez se vislumbraba un frágil respeto de las precarias instituciones democráticas, pero con Nicolás Maduro, el llamado obrero Presidente, este escenario se ve poco probable. Con una inflación anualizada del 56.3% para el 2013 de acuerdo con el último informe del Banco Central de Venezuela, y los actuales movimientos de protesta de los jóvenes, el gobierno de Maduro recurrirá al desgastado discurso de la conspiración capitalista, y lo más grave aún, a los grupos de choque para contrarrestar a la oposición.

Nota: en este escenario adverso cabe un horizonte de optimismo, aquí destaco el llamado a las formas democráticas de la pianista Gabriela Montero, en su carta dirigida a Gustavo Dudamel y José Antonio Abreu: el artista Dudamel no puede ser indiferente al dar un concierto mientras en las calles de Venezuela se aplasta a los jóvenes. Siempre me han extrañado los complejos resortes psicológicos del artista Dudamel en su momento por apoyar el régimen de Hugo Chávez y ahora al chavismo sin Chávez de Nicolás Maduro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: