Archive for enero, 2013

Carta del poeta Javier Sicilia y el investigador Sergio Aguayo a David T. Ellwood de la John F. Kennedy de la Universidad de Harvard

enero 31, 2013

Carta-Harvard-1

 

Carta-Harvard-2

 

Fuente: emeequis

Anuncios

El perverso discurso “antisemita” en México

enero 27, 2013

Enrique Krauze publicó hace unos días una nota sobre el resurgimiento del “antisemitismo” en México. El historiador de las ideas Isaiah Berlin gustaba de citar una frase del filósofo alemán Emanuel Kant para describir a la humanidad: el “árbol que crece torcido”, no es casual que dicha frase sea el título de un memorable libro de Berlin sobre la intolerancia y el totalitarismo en Occidente. Tal parece que en México las raíces ideológicas de izquierda y derecha se entrecuzan con los rasgos preocupantes de la intolerancia y el resentimiento. La izquierda a la que se refiere Krauze hace una lectura equivocada de la actual tragedia en el Medio Oriente.

En un ensayo histórico de 1996 de Jean Meyer titulado Ortodoxia e identidad nacional en Rusia nos explica el origen perverso del discurso “antisemita” de “Los protocolos de los sabios de Sión”, escribe el historiador mexicano:

“Por eso el tema del complot despierta siempre un eco privilegiado [en Rusia] cuando no es católico (polaco), cuando no es judío -el texto tristemente famoso “Los protocolos de los sabios de Sión” (1903) es un panfleto antisemita pergeñado por la policía zarista- , es judeocatólico (los jesuítas, el Papa, los “uniatas” de Ucrania). Lo importante es que el nacionalismo ruso, como fenómeno moderno y contemporáneo , es ortodoxo y está plagado de fantasmas, imágenes, emociones que justifican todas las guerras habidas y por haber” (Meyer, 1996:503).

Estas imágenes, fantasmas de las que nos habla Meyer desembocan en discursos intolerantes que la historia nos ha demostrado una y otra vez que terminan siempre en tragedia.

 

El valor de la democracia constitucional en Venezuela

enero 15, 2013

El actual liderazgo político de Nicolás Maduro en Venezuela responde al autoritarismo político de Hugo Chávez y no a las reglas constitucionales de la democracia. Lo anterior es evidente en la lectura política que le ha dado el Tribunal Supremo de Justicia a la continuidad de gobierno de Hugo Chávez.

En estos días leí un documento suscrito por las organizaciones de la sociedad civil venezolana , que defiende las garantías de los derechos humanos. En dicho documento podemos leer el siguiente argumento sensato y de respeto a la democracia constitucional, dañada por las decisiones de monopolio de poder de Hugo Chávez, se lee en el documento: “1. El Estado de Derecho y la Democracia son el marco institucional propicio para el respeto, garantía y protección de los derechos humanos. El respeto a la Constitución, la independencia de los poderes públicos, la actuación de los funcionarios con sujeción al ordenamiento jurídico, el pluralismo, el respeto a las ideas de los demás, y la  responsabilidad por las violaciones de los derechos humanos son elementos sustanciales para la existencia de una sociedad democrática” (Comunicado Foro por la Vida 10.01.2012). Si existe en Venezuela un respeto por el valor de la democracia constitucional éste no proviene de las instituciones públicas, sino de voces de la sociedad civil que defienden el valor de la dignidad humana del derecho a disentir.

El “discurso reformista” de Emilio Chuayffet

enero 11, 2013

El secretario de Educación Pública Emilio Chuayffet, declara a la opinión pública internacional la existencia de “escuelas patito” en México, cuando justamente la política educativa del salinismo abrió a la iniciativa privada el “mercado” del sector educativo sin regulación alguna. ¿Qué hace un viejo político en la Secretaría de Educación Pública? Habría que medir a Chuayfett con José Vasconcelos y Torres Bodet para dar respuesta a esta pregunta. Aquí la nota de El Economista.

James M. Buchanan (1919-2013)

enero 10, 2013

Noé Hernández Cortez*

 

El día de ayer murió el gran economista James M. Buchanan, dejando tras de sí una impresionante obra intelectual, que irradia los campos de la economía, la filosofía política, la teoría de la organización, la administración pública, la ciencia política, en resumen su legado intelectual se encuentra en su arquitectura conceptual de la teoría de la elección pública.

El economista e historiador Mario Rizo ha escrito que el pensamiento de James M. Buchanan es una heterodoxia intelectual frente a los modelos técnicamente abstractos por los que ha incursionado la economía, además, agrega Rizo,  una vía de pensamiento que hunde sus raíces cognoscitivas en otro notable economista e historiador: Frank H. Knight.

Para James M. Buchanan la filosofía era un conocimiento indispensable para la economía, no es casual que cuando James M. Buchanan y Gordon Tullock escriben su The Calculus of Consent, asuman en su discurso argumentativo, sobre el valor de las reglas constitucionales para la democracia, un argumento normativo similar al “contrato social” de Thomas Hobbes y el “velo de la ignorancia” de John Rawls, así Buchanan y Tullock irán más allá de la economía ortodoxa inspirándose en la filosofía política.

Ciudad Ixtepec, a 10 de enero de 2013

DOCUMENTO DEL POST: James M. Buchanan, 1919_2013


*Noé Hernández Cortez es Doctor de Investigación en Ciencias Sociales con especialidad en Ciencia Política por FLACSO, Sede México. E-mail: noe.hernandez@flacso.edu.mx ; noe.hernandezcortez@gmail.com

Venezuela, a prueba su democracia constitucional

enero 8, 2013

El historiador Jean Meyer en un ensayo memorable de 1977 nos recordaba que las democracias en América Latina, que marcaban la excepción en un paisaje político de dictaduras e insurrecciones, eran Costa Rica, Colombia y Venezuela. Ahora Venezuela, que ha padecido el autoritarismo del Presidente Hugo Chávez Frías, pondrá a prueba nuevamente su ya frágil democracia constitucional.

En la obra The Calculus of Consent (1962) James M. Buchanan y Gordon Tullock argumentaron con razones de peso que la organización democrática es ante todo una arquitectura de reglas que se desprenden del diseño constitucional que se da a sí mismo el “pueblo”, o bien como dicen los autores los requerimientos “constitucionales” indispensables para la creación de un orden democrático. Así, el próximo 10 de enero, día fijado para la juramentación de Presidente electo de la República Bolivariana de Venezuela , será un día clave para observar los alcances del autoritarismo del chavismo en caso de violar los requerimientos indispensables de la democracia constitucional venezolana.

Como bien observa José Ignacio Hernández, en una brillante e inteligente interpretación del espíritu de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, lo que sigue en caso de ausencia temporal del “nuevo” presidente electo, el comandante Hugo Chávez, es que el Presidente de la Asamblea Nacional asuma de manera temporal las funciones de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, ¿será este el escenario previsible para el próximo 10 de enero? la caja de Pandora de la historia tiene sus sorpresas.

POST EN DOCUMENTO: Venezuela, a prueba su democracia constitucional.