Las leyes y los hombres de Octavio Paz

mayo 5, 2012

Pintura: Chuang-Tzu.

 

Hace aproximadamente trece años el poeta Octavio Paz publicó en la revista Vuelta sus traducciones del gran poeta Chuang-Tzu, en un bello artículo titulado Trazos. Escribe Paz sobre Chuang-Tzu: “Creo que Chuang-Tzu no sólo es un filósofo notable sino un gran poeta. Es el maestro de la paradoja y del humor, puentes colgantes entre el concepto y la iluminación sin palabras” (Vuelta, abril, 1996).

Más adelante escribe sobre las leyes y los hombres:

“Tzu Kung, discípulo de Confucio, dijo a Lao Tzu* : ‘Dices que no debe haber gobierno. Pero si no hay gobierno ¿Cómo se purificará el corazón de los hombres?’ El maestro contestó: ‘Lo único que no debemos hacer es entrometernos con el corazón de los hombres. El hombre es como una fuente; si la tocas, se enturbia; si pretendes inmovilizarla, su chorro será más alto…Puede ser tan ardiente como el fuego más ardiente; tan frío, como el hielo mismo. Tan rápido que, en un cerrar de ojos, puede darle la vuelta al mundo; en reposo, es como el lecho de un estanque; activo, es poderoso como el cielo. Un caballo salvaje que nadie doma: es el hombre’.” (Traducción de Octavio Paz, Vuelta, 1996).

*Maestro de Chuang-Tzu, fundador del Taoísmo y autor del Libro del Tao (Tao Te-King).

Anuncios

2 comentarios to “Las leyes y los hombres de Octavio Paz”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: