Elecciones, representación política y gobernabilidad en el primer gobierno sin mayoría de Veracruz, 2004-2007

julio 11, 2011

 

Noé Hernández Cortez*

 

Introducción

El estudio de los congresos locales de la Federación Mexicana cobra relevancia a partir del cambio político en México. El interés por investigar qué acontece en los congresos locales se manifiesta  en el incremento de los estudios de caso sobre legislaturas subnacionales, abriéndose la posibilidad de futuros estudios comparativos que arrojen conocimiento valioso con respecto al tema. En ese sentido, se empiezan a sistematizar nuevas  líneas de investigación sobre los congresos estatales como son los estudios sobre la relación ejecutivo-legislativo en contextos de gobierno sin mayoría, las coaliciones partidarias en las legislaturas, las élites parlamentarias,  la dinámica de los jugadores con veto en los espacios parlamentarios subnacionales, la representación política y la gobernabilidad. Es preciso apuntar que estas líneas de investigación han sido abordadas especialmente por la ciencia política, cuyo aporte sustancial radica en la aplicación de un repertorio analítico-conceptual novedoso. Nuestra investigación aquí presentada se enmarca desde la mirada de la sociología política. Como sabemos el interés de la sociología política reside en contextualizar las instituciones y las prácticas políticas de los actores sociales en su entorno sociopolítico. Siguiendo esta línea argumentativa, nuestro trabajo de investigación pretende construir su objeto de estudio desde dos dimensiones: la institucional (Colomer, 2001) y las prácticas políticas (Bourdieu, 1991)[1]. Estas dos dimensiones aunque parten de supuestos teóricos distintos no se excluyen, sino más bien se complementan. Esta metodología fue aplicada a nuestro objeto estudio aquí presentado. Siguiendo esta línea argumentativa se analizaron las instituciones y las prácticas políticas en un entorno de pluralismo parlamentario. En breve,  se pretende establecer un diálogo entre la sociología política y la ciencia política con respecto al estudio de los congresos locales.

 Las elecciones locales concurrentes del 2004

Hasta el 2004 en Veracruz se venía dando paralelamente  la regularidad de dos reglas, a saber: 1). el Congreso Local se caracterizaba por componerse mayoritariamente por el partido del gobernador, el PRI; y 2). En Veracruz, a diferencia de otras entidades federativas, la alternancia política no se ha dado en el ramo ejecutivo.  No obstante, la LX Legislatura de Veracruz es una legislatura de excepción en el sentido de que infringió la primera regla enunciada líneas arriba: el Congreso Local se conformó con una estructura de gobierno sin mayoría, dando origen –por primera vez en su historia política posrevolucionaria– al pluralismo parlamentario sin que el Ejecutivo logrará un soporte legislativo mayoritario.

Si bien es cierto que la rama Ejecutiva continuó siendo del PRI, la novedad consistió en que las elecciones del 2004 para gobernador fueron altamente disputadas[2], lo que significó que el PRI percibiera que no tenía asegurado las preferencias electorales, pues ahora dependía de los realineamientos electorales del votante veracruzano. Así, en un sistema de partidos como el veracruzano en donde el PRI ha sido un partido hegemónico durante varias décadas tanto en el congreso local como en las instituciones de elección popular, resulta significativo medir la evolución del grado de participación política de otras fuerzas políticas.

 Las elecciones del 2004 en Veracruz que configuraron las instituciones representativas del legislativo y ejecutivo, destacan en la historia política del Estado por diversos motivos. Como hemos señalado son las primeras elecciones concurrentes altamente competitivas que conformaron el primer gobierno sin mayoría en el Estado de Veracruz. Lo anterior es relevante pues como hemos venido señalando el PRI siempre había estado en la situación legislativa de tener mayorías calificadas. Por otra parte, las elecciones del 2004 pusieron a prueba el conjunto de reformas electorales[3] que se venían dando desde el sexenio Miguel Alemán Velasco.

Ahora pasemos a analizar estas elecciones desde el punto de vista de la competencia electoral. De acuerdo con la gráfica 1, podemos observar la tendencia a la reconfiguración de las tres fuerzas políticas principales el PAN, PRD y PRI en el Congreso Local de Veracruz a partir de la LVI Legislatura (1992-1995) en donde el PRI tiene una presencia de mayoría calificada con 28 escaños, seguido del PRD con 6 escaños y el PAN con dos escaños. El PRD se presenta como la primera fuerza política minoritaria durante esta LVI legislatura, esto se explica en parte por la fuerte presencia –en su momento– del Cardenismo en el Estado. En las legislaturas LVII, LVIII y LIX el PRI sigue siendo mayoría en el Congreso,  aunque con una tendencia a perder escaños hasta antes del 2004 y ligeros repuntes de la oposición conformada principalmente por el PAN y el PRD. Como podemos observar también en esta gráfica 1, en la legislatura LX el PRI pierde la mayoría absoluta (50% + 1), producto de unas elecciones altamente competitivas durante el  2004.

 Gráfica 1 Composición partidista en el Congreso Local de Veracruz durante las legislaturas LVI, LVII, LVIII, LIX y LX.

 [Insertar Gráfica 1]

De esta manera, la LX Legislatura de Veracruz quedó configurada con un mayor pluralismo político a través de las tres fuerzas políticas principales en la representación legislativa: el PRI obtuvo 21 escaños, el PAN 21 escaños y el PRD 8 escaños (Ver gráfica 2).

Gráfica 2. Composición de la LX Legislatura de Veracruz (2004-2007) por número de escaños.

 [Insertar Gráfica 2]

Las elecciones del 2004 son históricas en Veracruz porque experimentaron por primera vez el pluralismo político en el Congreso,  al grado tal que podemos afirmar que Veracruz es un estado que tardíamente experimenta la mecánica del cambio político si lo comparamos con la dinámica de otras entidades federativas,  además agreguemos que Veracruz aún no ha experimentado  la alternancia política en el ejecutivo como ha sucedido en otros estados.[4]

Al respecto de este parteaguas político en la entidad el ex legislador de la LX Legislatura de Veracruz, Uriel Flores Aguayo quien presidió la Junta de Coordinación Política como coordinador del Grupo Legislativo del Partido de la Revolución Democrática, observó que un congreso plural veracruzano, sin mayoría del PRI, abría posibilidades de cambio en las formas de trabajo en los órganos internos de la propia legislatura. Uriel Flores Aguayo denomina a esta  legislatura como “inédita” – que aquí en nuestro trabajo hemos llamado una legislatura de “excepción”- por ser esta la primera en la historia parlamentaria del Estado de Veracruz que presenta un pluralismo legislativo. Otro hecho inédito que observa el ex legislador Uriel Flores Aguayo es que por primera vez la oposición, en este caso el PRD, ocupó durante un año la Presidencia de la Mesa Directiva del Congreso Local, situación difícil durante las legislaturas anteriores en que predominaba el PRI. El ex diputado perredista Uriel Flores Aguayo subraya los efectos inmediatos que tuvo en la LX Legislatura Local la situación en que el partido del Gobernador electo, el PRI, no tuviera en el Congreso la mayoría absoluta:

Bueno, en primer lugar decir que fue un hecho inédito. Nunca -que yo recuerde- en la historia de la legislatura local el PRI había perdido la mayoría como ocurrió, como producto de la elección del 2004. En ese escenario se abrieron otras formas de trabajo en la legislatura y otras posibilidades que no siempre se aprovecharon, pero que ahí quedaron registradas en la historia. Otra forma de trabajo, por ejemplo, órganos de gobierno de entrada, junta de coordinación política, mesa directiva, comisión. De alguna manera el partido que después del PRI más posiciones tenía, o incluso más que el PRI en un momento dado por las características de la coalición que el PRI hizo con el Partido Verde Ecologista, era el PAN y esto le permitió al Partido Acción Nacional jugar un papel muy influyente en la anterior legislatura, pero también abrir en algunos casos las posibilidades de que el PRD jugara un papel de importancia. No siempre,  pero hay que decir que  incluso el primer año la Mesa Directiva de la legislatura la ocupó un perredista: el profesor Atanasio García Durán. Él fue el presidente de la Mesa Directiva en un hecho más que insólito, revelador, fue un verdadero despertar tener esto. Entonces en que se tradujo una legislatura más plural sin mayoría del PRI, pues en órganos de gobierno interno plurales, el no dominio del PRI en la administración y en las comisiones, en eso esta muy claro.[5]

Como podemos observar en esta entrevista, el impacto que tuvo  la composición multicolor partidaria  del congreso fue inmediato y se tradujo en nuevas formas de establecer las negociaciones políticas y el diálogo parlamentario en el interior del Congreso.

 

El conflicto poselectoral del 2004

De acuerdo con la ley electoral en las elecciones del 2004 los votos se contabilizaron por alianzas políticas. En la alianza fidelidad por Veracruz para gobernador se aliaron el PRI, el PVEM y el PRV, para las diputaciones locales se aliaron solamente el PRI y el PVEM; la alianza Unidos por Veracruz para diputados locales y gobernador estuvo formada por el PRD, Convergencia y PT; el PAN en esta competencia electoral fue solo a las elecciones para la gubernatura.

Las elecciones del 2004 han sido las más competidas en la historia del Estado en términos de competitividad electoral entre los candidatos a la gubernatura. De acuerdo al indicador de margen de victoria la competencia electoral entre la alianza Fidelidad por Veracruz encabezada por Fidel Herrera Beltrán y del PAN liderada por Gerardo Buganza fue altamente disputado. Consecuencia de ello fue el conflicto poselectoral. De acuerdo con el documento de Miguel Acosta titulado Monitoreo de Programas Sociales en Contextos Electorales (Acosta, 2006: 23-43), las irregularidades que documentó la oposición para impugnar la elección del 2004 para gobernador de Veracruz ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se puede resumir en los siguientes puntos:

  1. “Actos de precampaña por parte de los candidatos antes de la expedición de la constancia del registro correspondiente por parte de la autoridad electoral.
  2. Gastos excesivos de campaña.
  3. Campañas negativas contra la oposición PAN y PRD.
  4. Difusión de obra pública y acciones de gobierno en periodos prohibidos por la ley.
  5. Inequidad de la cobertura que los medios de comunicación dieron a los candidatos oficiales en detrimento de los opositores.
  6. Voto corporativo.
  7. Impugnación de casillas por diversas causales”. (Acosta, 2006: 23-43)

Estas tensiones poselectorales tuvieron también como consecuencia que el Gobernador atendiera los cambios políticos que se estaban dando en la entidad veracruzana, y que se vieron reflejados en estas elecciones del 2004 y en el conflicto poselectoral. Al respecto, Héctor Amezcua Cardiel, sociólogo de la Universidad Veracruzana y estudioso de la realidad política de Veracruz;  y que actualmente funge como Consejero Ciudadano del Instituto Electoral Veracruzano hace una lectura política sobre la respuesta que dio el Gobernador y su equipo de gobierno ante esta situación de cambio político en la entidad, acentuado por el conflicto poselectoral de las elecciones del 2004:

Aquí hay dos variables que hay que recoger una es el mandato ciudadano, el votante que efectivamente quería ya un cambio, y el cambio lo hizo con mucho cuidado, un legislativo primero y luego un Ejecutivo acotado por así decir y de otro lado las características internas del nuevo  grupo gobernante.

Es un grupo gobernante que traía un proyecto político de largo plazo. Sí, Fidel Herrera como senador estuvo trabajando para resolver  muchos problemas reales que tenían los cañeros, cafeticultores entonces él tenía bases y redes políticas muy fuertes por una parte y por la otra un equipo altamente  sensible a lo que es la situación política. Entonces ahí se conjugaron dos cosas. Estoy seguro que si hubiera sido otro equipo gobernante y se cerrara no se hubiera dado esa confluencia.[6]

Representación política

Otro fenómeno interesante después de las elecciones del 2004 en Veracruz fue la representación política en el Congreso, lo que hizo visible el diseño institucional con respecto a la distribución del poder político. Para dar cuenta de ello partimos del supuesto teórico de  Jean-François Caulier y Patrick Dumont (2005) quienes argumentan que el análisis del número efectivo de partidos electorales y el número efectivo de partidos parlamentarios, y por consiguiente el de la fragmentación parlamentaria son indicadores que en las nuevas democracias pueden leerse como signos de democratización, es decir, sería el efecto de elecciones competidas  y una especie de termómetro para medir la manera en que se comparte el poder.

Por otra parte, para Jean-François Caulier y Patrick Dumont (2005) estos mismos indicadores en las democracias industriales, como llaman estos autores a las democracias occidentales consolidadas, tienen una lectura distinta, pues en estos contextos lo que miden estos indicadores son los grados de realineamientos electorales o parlamentarios ya que se trata de contextos políticos estables. Específicamente, estos indicadores nos permitirán saber el grado de democratización política que se ha alcanzado en el sistema de partidos y en el Congreso en Veracruz.

Número Efectivo de Partidos Parlamentarios.

Como hemos mostrado la LX Legislatura de Veracruz es una legislatura de excepción por ser la única en la historia política de Veracruz donde el partido oficial, el PRI, perdió su mayoría absoluta y por ende se conformó una legislatura plural, es decir, un gobierno sin mayoría. En las legislaturas XLIX (1972-1974) y L (1974-1977) el predominio del PRI era absoluto, la oposición parlamentaria no existe. No obstante, la evolución a partir de la reforma política de 1977 y la introducción de los diputados de partidos[7] tuvo efectos en la LI Legislatura Local (1977-1980) al ganar escaños la oposición. Todavía en la legislatura LIX (2001-2004) el PRI tiene el 50% + 1 de los escaños del Congreso Veracruzano, es decir, mayoría absoluta. La LX Legislatura que es objeto de nuestra investigación es la primera y única –de ahí de que la hemos llamado una Legislatura de excepción-  en donde el PRI perdió la mayoría absoluta. En el momento en que se escribía el presente trabajo de investigación se llevaron a cabo las elecciones del 2 de septiembre de 2007 que conformaría la LXI Legislatura. En estas elecciones el PRI vuelve a obtener mayoría calificada en el Congreso Local de Veracruz, acentuándose con ello la “excepcionalidad” de esta LX Legislatura. (Ver Gráfica 3)

Gráfica 3. Tendencia en el tiempo de la composición PRI-Oposición en el Congreso Local de Veracruz, 1972-2008.

 [Insertar Gráfica 3]

Una vez contextualizada la importancia de esta LX Legislatura de Veracruz por su excepcionalidad que radica en su pluralismo parlamentario y un ejecutivo acotado, pasemos a analizar el Número Efectivo de Partidos Parlamentarios (NEPP) como indicador de democratización al interior del congreso.

El NEPP nos indica el número de partidos que entran en el juego  del poder político en el Congreso, en otras palabras es un indicador para saber si el poder es compartido entre diversas fuerzas políticas. De acuerdo con el índice propuesto por Laakso y Taagepera[8].

                                                                                         

De esta manera el NEPP se calcula dividiendo la unidad entre la sumatoria de los cuadrados de los porcentajes de las curules obtenidos por los partidos políticos. De acuerdo con esta regla observamos en el Cuadro 1  que en las legislaturas XLIX y L que van de 1972 a 1977 el NEPP es de 1, lo que significa que el poder político esta concentrado en un único partido político, esto es, el PRI concentra al poder. En las legislaturas LI y LII – que abarcan de 1977 a 1983 –  como efecto de la reforma electoral de 1977 a nivel nacional aplicadas al contexto local observamos un incremento en el NEPP de 1.40 a 1.77. Será en las legislaturas LVIII y LIX  que comprenden el intervalo temporal de 1988 a 2004 cuando se alcanza a tener 2.34 y 2.31 respectivamente, lo que nos indica que son dos los partidos que ejercen el poder político. La LX legislatura objeto de nuestro estudio presenta el mayor incremento del NEPP con 2.71 lo que merece nuestra atención para señalar que el poder se repartió entre dos partidos y medio, esto es, la existencia de una mayor pluralidad política en el interior del Congreso con respecto a las anteriores legislaturas. No obstante, en la LXI Legislatura desciende el NEPP  a 2.39. Cabe mencionar que esta tendencia hasta cierto punto es muy frecuente como lo aporta la evidencia empírica de otros estudios de caso sobre legislaturas subnacionales (Arrazola, 2006; Martínez, 2006).

 Cuadro1. Número Efectivo de Partidos Parlamentarios (NEPP) en el Congreso Local de Veracruz de trece legislaturas (1972 a 2008).

Número efectivo de Partidos Parlamentarios en el Congreso local de Veracruz 1972-2008

 
 

NÚMERO DE LEGISLATURA

NEPP

 
XLIX Legislatura 1972-1974

1

 
L Legislatura 1975-1977

1

 
LI Legislatura 1977-1980

1.4

 
LII Legislatura 1980-1983

1.77

 
LIII Legislatura 1983-1986

1.75

 
LIV Legislatura 1986-1989

1.77

 
LV Legislatura 1989-1992

1.95

 
LVI Legislatura 1992-1995

1.92

 
LVII Legislatura 1995-1998

1.97

 
LVIII Legislatura 1998-2001

2.34

 
LIX Legislatura 2001-2004

2.31

 
LX Legislatura 2004-2007

2.71

 
LXI Legislatura 2007-2008

2.39

 

 

 Fuente: Elaboración propia con base en “Anexo I COMPOSICIÓN DE LOS CONGRESOS LOCALES, 1974-2000” en EL PODER COMPARTIDO de Alonso Lujambio  2000 pp.129-162; Base de datos COMPOSICIÓN DE LOS CONGRESOS LOCALES 1992-2007 del Cidac; datos del Congreso Local de Veracruz; Base de datos del Instituto Electoral Veracruzano.

Esta evidencia empírica sobre el NEPP se puede ilustrar por medio de su incremento gradual en una gráfica de dispersión en donde a través de la variable tiempo se observa la tendencia a la democratización del Congreso Local a partir de 1972, a pesar de que el PRI ganó nuevamente la mayoría calificada en esta LXI Legislatura es de esperarse que la tendencia continúe  en la dirección de una mayor democratización, pues no alcanzó los niveles de una concentración absoluta del poder como en las legislaturas anteriores. (Ver gráfica 4)

Gráfica 4. Tendencia en el tiempo del NEPP en el Congreso Local de Veracruz 1972-2008.

 [Insertar Gráfica 4]

 Número Efectivo de Partidos Electorales

La limitada información sobre los datos en elecciones municipales en Veracruz nos llevó a tomar como muestras de estudio solo tres subconjuntos del universo de elecciones municipales. El Instituto Electoral Veracruzano solo tiene accesibles datos sobre las elecciones municipales a partir de 1997. Para fines de constatar el Número Efectivo de Partidos Electorales (NEPE) estudiamos las elecciones de 1997, 2004 y 2007. Las elecciones de 2000 no se incluyen aquí pues el Instituto Electoral Veracruzano tiene los datos por distritos, pero el problema radica en que existen coaliciones, pero no se distinguen qué votos son para cada partido, además no presenta un concentrado de votos finales por partido.

 Para calcular el índice del Número Efectivo de Partidos Electorales aplicamos la fórmula de Laakso y Taagepera.

 Este indicador se logra calculando la división de la unidad entre la suma de los cuadrados de los porcentajes de votos obtenidos por los partidos (v). Como hemos señalado líneas arriba las elecciones municipales estudiadas fueron las de 1997, 2004 y 2007. Los resultados arrojados nos indican que en las elecciones municipales los votos se distribuyeron entre tres fuerzas políticas al obtener en las elecciones municipales de 1997 un 3.30 de NEPE, para las elecciones municipales del 2004 fueron de 3.28  y en las elecciones del 2007 fueron de 3.39 de NEPE. Lo que significa que el poder político a nivel municipal se distribuye en tres partidos, presentándose la tendencia a un multipartidismo electoral. (Ver Cuadro 2)

Cuadro 2. Número Efectivo de Partidos Electorales (NEPE) en Veracruz en elecciones municipales 1997, 2004 y 2007.

[Insertar Cuadro 2]

 Índice de Fragmentación parlamentaria.

El índice de fragmentación parlamentaria va del 0 al 1, cuando la distribución este “más cerca” del cero significa que el poder esta concentrado, por el contrario cuando la distribución “se aleja” del cero significa que el poder se encuentra más fragmentado, es decir, se comparte el poder con más de una fuerza política. Este índice se calcula restando la unidad con la sumatoria de los cuadrados de los porcentajes de las curules de cada uno de los partidos en el Congreso.

Lo que es notable aquí es que los resultados nos arrojaron datos en donde el índice de fragmentación parlamentaria es igual a cero durante las dos primeras legislaturas la XLIX y L. Lo que significa que el poder estaba concentrado en un solo partido, es decir, en el PRI. A partir de la LI Legislatura podemos observar una evolución en la fragmentación parlamentaria. Es importante señalar que la LX Legislatura que estamos estudiando presentó la mayor fragmentación parlamentaria con  un 0.632 (Ver Cuadro 3).

Cuadro 3. Evolución del índice de fragmentación parlamentaria en el Congreso Local de Veracruz entre 1972 a 2008.

[Insertar Cuadro 3]

Para ilustrar esta tendencia de incremento constante en la fragmentación parlamentaria del Congreso Local de Veracruz, lo simulamos en un modelo matemático basado en una función lineal de la forma:

f(x)=mx + b

En donde m = pendiente y el valor de m es el valor constante de .046  y  los valores de la variable x representado en el gráfico cartesiano es el  número asignado a cada  legislatura. Siguiendo este modelo en la legislatura número 12 de acuerdo con el eje de la x que corresponde a la LX Legislatura que estamos estudiando la fragmentación parlamentaria “idealmente” debería  ser de .643, no obstante, los datos empíricos nos muestran que fue de .632 levemente debajo de lo indicado por el modelo. Para la legislatura número 13 que corresponde a la LXI Legislatura en donde el PRI obtiene mayoría  calificada como ya lo mencionamos, la fragmentación parlamentaría “idealmente” debería ser de .689, pero de acuerdo con los datos empíricos fue de .605 lo que significa que estuvo por debajo de esta tendencia en el modelo aquí expuesto (Ver gráfica 5).

Grafica 5. Tendencia en un modelo de regresión lineal de la fragmentación parlamentaria en el Congreso Local de Veracruz de 1972 a 2008.

 [Insertar Gráfica 5]

 

El impacto del pluralismo político en la gobernabilidad

Ante esta nueva realidad política el gobernador virtual Fidel Herrera Beltrán se reunió con representantes de la sociedad civil en un foro en la sede de una institución no gubernamental fundada el 26 de octubre de 1996: El Centro de Estudios para la Transición Democrática, A.C. (CETRADE). Dicho foro llevó por título La gobernabilidad en Veracruz: Reflexiones en Voz Alta. De este foro como espacio de intercambio de ideas tuvo origen, si no como documento oficial, si como repertorio de ideas lo que posteriormente sería el llamado Acuerdo para la Gobernabilidad y el Desarrollo (2005).

Los actores políticos reconocieron en Fidel Herrera Beltrán en la práctica política a un  talentoso negociador para la búsqueda de acuerdos. Este ejercicio de la negociación, principio fundamental de la política según Pierre Bourdieu, es producto de su experiencia como diputado federal y como senador.

Cabe mencionar otros rasgos distintivos de su perfil biográfico que nos permitan situarlo en sus disposiciones y posiciones políticas. Fidel Herrera Beltrán nació en la localidad de Nopaltepec, municipio de Cosamaloapan al Sur de Veracruz. Tiene estudios de Licenciatura en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y estudios de posgrado en Ciencias Políticas y Administración Pública realizados en The London School of Economics en Inglaterra.

Nos hemos detenido en estos datos biográficos por dos razones: a) los entrevistados para el presente trabajo siempre resaltaron el origen marginal del gobernador como contraste de su antecesor el gobernador Miguel Alemán Velazco cuyo origen es de la élite política y empresarial a nivel nacional, y b) porque la popularidad del gobernador es muy alta en el Estado de Veracruz tanto así que en una encuesta levantada por Consulta Mitofsky del 16 al 19 de abril del 2008 la calificación promedio que obtiene su el gobernador por su labor es de 8.2[9]

Con esas cualidades negociadoras del Gobernador se debe contextualizar el principio del Acuerdo para la Gobernabilidad y el Desarrollo. Con respecto a  la naturaleza de dicho foro de la CETRADE el Consejero Ciudadano Héctor Amezcua  –quien también participó en este foro-  argumentó al respecto:

Antes de tomar posesión el actual gobernador se convocó a diferentes intelectuales, académicos, y algunos centros de investigación como el CETRADE, Centros de Estudios de la Transición Democrática, a un foro plural, abierto en donde participaron gentes con distintas posiciones políticas  para que en diferentes temas armar precisamente una agenda social y política. Esta agenda social y política fue bastante útil y se consideraba que prácticamente algunas de las ideas que ahí se plantearon iban a ser recogidas en el programa de gobierno y así fue.

Por ejemplo, se planteó la necesidad de crear el Instituto Veracruzano de la  Mujer, en ese foro, posteriormente se recogió en el plan de gobierno se habló de una reforma electoral, delinear una reforma electoral, en algunas características se recuperaron muchas cosas. Se habló por ejemplo de una mayor atención a temas indígenas, a resolver problemas claves de  educación, salud y se recogieron en el programa de gobierno de Fidel Herrera. Muchas de las ideas que planteó ahí  la sociedad civil  en ese espacio que pudo nacer precisamente por esa situación de gobierno dividido  al cual los veracruzanos  el día de la jornada crearon como un espacio político distinto.[10]

Es decir este foro fue el repertorio de ideas que de acuerdo con  Héctor Amezcua posteriormente se vieron plasmadas en la agenda de gobierno. En ese mismo Foro Fidel Herrera trazaba sus principios para la concertación de un acuerdo de gobernabilidad, de ahí que no fuera casual que su discurso se titulara Gobernabilidad democrática: alternativa de desarrollo. En este discurso se observa la iniciativa negociadora para pactar un acuerdo de gobernabilidad entre su gobierno y las demás fuerzas políticas:

Para la gobernabilidad democrática de Veracruz es preciso entender que los partidos políticos, la división de poderes y las elecciones transparentes constituyen una porción del problema. Sin embargo no bastan para garantizar su solución.

Una adecuada gobernabilidad se basa en una serie de acuerdos básicos entre poderes; entre niveles de gobierno; entre actores sociales, económicos y políticos; entre grupos sociales estratégicos; entre la mayoría de los ciudadanos para resolver problemas.

Una adecuada gobernabilidad necesita esquemas de participación activos, en un marco de diálogo y respeto. Como Servidor Público, soy un fiel creyente de la democracia. Entiendo el disenso pero soy un impulsor del consenso. Por eso escucho las propuestas y las analizo. Retomo lo trascendente y lo hago mío, no por plagio intelectual, sino para acercar los puntos de vista y encontrar, como decía mi maestro Don Jesús Reyes Heroles,[11] los acuerdos fundamentales que después nos permitan llegar a los acuerdos particulares.

En este discurso se configura lo que será el acuerdo de gobernabilidad que impulsará el gobernador con distintas fuerzas políticas y representantes de la sociedad civil.

Reflexiones finales

Hemos mostrado en este estudio exploratorio las dimensiones institucionales y las prácticas políticas en situación de gobierno sin mayoría durante la LX Legislatura de Veracruz (2004-2007). Nuestro trabajo se inserta en los estudios de caso que se vienen realizando sobre los congresos locales en México, un área de estudio que comienza a ser de interés en los programas de investigación.

 Nuestro trabajo encontró que las elecciones del 2004 en Veracruz desembocaron en una pluralidad en la representación política parlamentaria y electoral, así como en un acuerdo de gobernabilidad entre las distintas fuerzas políticas, producto del entorno de gobierno sin mayoría. Nuestro estudio exploratorio pretende ser entonces una aportación a los estudios de los congresos subnacionales en México.

Referencias bibliográficas

Arrazola,(2006), Gobierno sin mayoría: estudio de caso de la LV Legislatura en el Estado de Jalisco, tesis para optar por el grado de maestro en sociología política. México: Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora.

Acosta, M. (2006), Monitoreo de Programas Sociales en Contextos Electorales. Análisis de las sentencias emitidas por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Documento de trabajo.

Béjar, L. (2004), El poder legislativo en México. Los diputados de partido: el primer eslabón del cambio, México: Universidad Nacional Autónoma de México, GERNIKA.

Bourdieu, P. (1989), “Social Space and Symbolic Power” en Sociological Theory, Vol. 7, No.1, pp. 14-25.

Caulier, J. y Patrick D. (2005), The “Effective Number of Relevant Parties”: How Voting Power Improves Laakso-Taagepera’s Index [Working Paper], Bruselas, Bélgica: Centre de Recherche en Economie (CEREC).

Colomer, J. (2001), Instituciones Políticas, México: Ariel.

Consulta Mitofsky, “Comportamiento electoral en Veracruz”. Documento en línea disponible en http://www.consulta.com.mx/ , 23 de noviembre de 2007.

Krauze, E. (2003), “Por una democracia responsable” en Letras Libres, Núm. 54, México, pp. 12-15.

Laakso, M. y Taagepera, R. (1979), “Effective Number of parties: A mesure with application to Western Europe”, en Comparative Political Studies.

Méndez, I. (2004), “La transición mexicana a la democracia: competitividad electoral en México 1977-1997” en Perfiles Latinoamericanos, Núm 024, México: Flacso,  pp. 43-65.

Martínez, G. (2006), Gobiernos sin mayoría en México. Baja California Sur, la experiencia de cooperación en un gobierno perredista (1999-2005), tesis para optar por el grado de maestra en ciencias sociales, México: Flacso.

Peschard, J. (2003), “Después de la transición: trayectos institucionales en materia electoral” en Sociológica, Núm. 52,  México: Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco, pp. 11-36.

Documentos oficiales

Acuerdo para la Gobernabilidad y Desarrollo (31 de Mayo de 2005)

Convocatoria para el Acuerdo para la Gobernabilidad y el Desarrollo “UN MEJOR FUTURO PARA VERACRUZ” (20 de mayo de 2005).

La gobernabilidad en Veracruz: Reflexiones en Voz Alta (Memoria 19-21, Octubre, 2004).

Entrevistas

Entrevista realizada al Consejero Ciudadano del Instituto Electoral Veracruzano (IEV) Dr. Héctor Amezcua Cardiel por Noé Hernández Cortez el 09 de abril de 2008.

Entrevista realizada al diputado y  Coordinador del Grupo Legislativo del PRD en la Junta de Coordinación Política de la LX Legislatura, Lic. Uriel Flores Aguayo por Noé Hernández Cortez el 10 de abril de 2008.

 


* Noé Hernández Cortez es Candidato a Doctor en Investigación en Ciencias Sociales con especialidad en Ciencia Política por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso, sede México). Líneas de investigación: Economía Política Internacional, Instituciones Monetarias, Global Social Policy, Política Social en Venezuela y Empresas Socialmente Responsables (Corporate Social Responsibility). Email: noe.hernandez@flacso.edu.mx; noe.hernandezcortez@gmail.com

[1] Siguiendo a Pierre Bourdieu (1989),  en el presente trabajo entendemos  como prácticas políticas a las disposiciones y posiciones de los actores políticos en un espacio social determinado.

[2] De acuerdo con Irma Méndez de Hoyos (2004) los rangos del margen de victoria son: MV<10% equivale a altamente disputado, 10<MV<29.99% a medianamente disputado, 30<MV<69.99% a poco disputado y 70<MV<100% a no disputado. De acuerdo con el  Instituto Electoral Veracruzano (IEV) la alianza Fidelidad por Veracruz encabezada por el PRI obtuvo 961,725 votos y el PAN 936,470 votos. Lo que significó que el margen de victoria del candidato a la gubernatura de Veracruz por Fidelidad por Veracruz, Fidel Herrera, fuera del 2% con respecto al candidato por el PAN Gerardo Buganza.

[3] Las reformas electorales en el Estado son significativas pues han oxigenado a la política estatal.

[4] Algunos autores argumentan que la prueba de fuego de la democracia es la alternancia en el ejecutivo. Ver el ensayo “Después de la transición: trayectos institucionales en materia electoral” de Jacqueline Peschard y “Por una democracia responsable” del historiador Enrique Krauze.

[5] Entrevista realizada el 19 de junio de 2008.

[6] Entrevista realizada el 09 de abril de 2008

[7] Como señala Luisa Béjar la introducción de los diputados de partido es el primer paso de cambio político hacia la democracia. Ver: Béjar, Luisa. (2004): El poder Legislativo en México. Los diputados de partido: el primer eslabón del cambio, México: UNAM, GERNIKA.

[8]LAAKSO, Markku y Taagepera, Rein. (1979): “Effective Number of parties: A mesure with application to Western Europe”, en Comparative Political Studies.

 [9] Consulta Mitofsky “Evaluación de Gobierno. Estado de Veracruz” (abril de 2008), p. 2

[10] Entrevista realizada el 09 de abril de 2008.

[11] Sirva de referencia  indicar que Don Jesús Reyes Heroles, historiador del liberalismo mexicano junto a Don Daniel Cosío Villegas, nació en el municipio de Tuxpan al norte del Estado de Veracruz.

ARTÍCULO EN DOCUMENTO: Elecciones, representación política y gobernabilidad en el primer gobierno sin mayoría de Veracruz, 2004-2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: