Partidos y sistemas de partidos: Duverger, Lipset, Rokkan, Sartori y Gary W. Cox

septiembre 5, 2010

Partidos y sistemas de partidos: Duverger, Lipset, Rokkan, Sartori y Gary W. Cox

 

Por Noé Hernández Cortez

 

Iniciemos con la definición clásica de partido político que formuló Sartori. En su distinción entre facción y partido, Sartori le da a este último concepto una definición más moderna. En primer lugar, Sartori distingue entre sistemas políticos competitivos y sistemas políticos no competitivos. Bajo esta distinción nos dice Sartori que un partido político es aquella agrupación política que busca el poder a través de elecciones libres dentro de un sistema competitivo. Cabe señalar que en los sistemas no competitivos entran los partidos totalitarios y hegemónicos que no son propios del ideal de democracia.

 

En un texto clásico de sociología política tanto Lipset como Rokkan explican con el paradigma de sociedad de Talcott Parsons que en función de las divisiones sociales encontramos la estructuración de los sistemas de partidos. De acuerdo con los ejes de distribución de recursos y de creencias ideológicas se puede entender la distribución de poder y por lo tanto de la formación de los partidos políticos. Por ejemplo el PRI antes del 2000 como tenía los recursos económicos podía diseñar un partido corporativo articulando de forma hegemónica al sector campesino, obrero y empresarial.

 

Por otra parte, Duverger señala que el sistema mayoritario y el sistema proporcional determina en cierto sentido la vida política, y dentro de esta vida política se encuentran los partidos políticos. Podemos aseverar que en los sistemas mayoritarios los partidos políticos generan una estructura más rígida e insensible con respecto a la opinión pública; así en el sistema de representación proporcional los partidos políticos son más sensibles con respecto a la opinión pública. Por ejemplo, durante el Porfiriato el Grupo de los Científicos que definían la política del gobierno (hay que recordar que había elecciones) y operaban como el partido político mayoritario al servicio de los intereses de un la élite. Esta situación los volvió insensibles y rígidos frente a la opinión pública de los críticos del régimen y de los ciudadanos.

 

Neto y Cox parten de los trabajos teóricos de Duverger, y de Lipset y Rokkan, consideran que en el congreso debe haber un número efectivo de partidos que representen la diversidad de la sociedad y por otro lado, que en un sistema electoral fuerte se busca reducir el número de partidos.       Me parece que el trabajo de Neto y Cox busca un modelo que tenga una mayor capacidad explicativa con menos variables de esta manera si revisamos los modelos 3, 4 y 5 (Neto y Cox:1997: 164) encontraremos que en el modelo 3 su valor significativo de explicación es de .639, en cambio el modelo 4 tiene un valor significativo de explicación de .679, por otra parte el modelo 5 al cual se le quitan las variables que técnicamente se les conoce como UPPER[1] y ENETH[2] arroja un mayor valor significativo de explicación de .686. Los autores concluyen que la relación entre los clivajes sociales (Lipset y Rokkan) y los partidos políticos (Duverger) establecen una relación multiplicativa.

 

Una lección de Sartori es que hay que pensar bien para contar bien los partidos políticos. Sartori realiza una clasificación por extensión de los sistemas de partidos, a saber: Sistema de partidos no competitivos y sistema de partidos competitivos. En los sistemas de partidos no competitivos entran los partidos únicos y hegemónicos. En los sistemas de partidos competitivos entran los partidos predominantes, bipartidismo, pluralismo limitado y pluralismo extremo. Sartori señala que las distancias ideológicas marcan el grado de polarización entre partidos, de esta manera indica que el bipartidismo de los Estados Unidos es una anomalía y que en los sistemas multipartidista las distancias ideológicas producen un gran grado de polarización.

 

Referencias bibliográficas

Duverger, Maurice. 2003. “La influencia de los sistemas electorales en la vida política.” Diez textos básicos de ciencia política. Barcelona: Ariel.

 

Lipset, Seymour Martin y Stein Rokkan. 2003. “Estructuras de división, sistemas de partidos y alineamientos electorales.” Diez textos básicos de ciencia política. Barcelona: Ariel.

 

Neto, Octavio Amorim y Gary W. Cox. 1997. “Electoral Institutions, Cleavage Structures, and the Number of Parties.” American Journal of Political Science. Vol. 49, núm. 1, pp. 149-171.

 

Sartori, Giovanni. 2005. Partidos y sistemas de partidos. España: Alianza Editorial.

 

México, a 05 de septiembre de 2010

 


[1]UPPER, significa el porcentaje de escaños en el Congreso del distrito básico

[2] ENETH, significa la variable de clivaje

En documento: Partidos y sistemas de partidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: