Instituciones políticas y políticas públicas: Gary Cox, McCubbins, Matthew S. Shugart y S. Haggard

septiembre 5, 2010

Instituciones políticas y políticas públicas: Gary Cox, McCubbins, Matthew S. Shugart y S. Haggard

 

 

Por Noé Hernández Cortez

 

La reflexión en torno al papel que juegan las instituciones como variables que explican el comportamiento a partir de los incentivos que motivan en lo actores políticos, encontramos los modelos de Gary Cox y McCubbins. De lo que se trata de fundamentar es cómo el ideal normativo de Madison de la soberanía popular se cumple en las instituciones democráticas.

 

Gary Cox y Mathew D. McCubbins introducen en sus estudios la variable “jugadores con veto” de Tsebelis para indicar la diversidad o la unión de propósitos en la agenda de políticas públicas, recordemos que para Tsebelis los jugadores con veto pueden ser los actores políticos propiamente (capacidad de veto individual), o bien un colectivo (Por ejemplo: capacidad de veto del partido político). Asimismo, a los autores también les importa la división de poderes.

 

Dentro del diseño institucional Cox y McCubbins encuentra las siguientes divisiones de ejercicios del poder, esto es: dentro del régimen presidencial encontramos el poder ejecutivo y el poder legislativo; en la teoría del federalismo encontramos los distintos niveles de gobierno, por ejemplo en el caso mexicano tenemos el nivel federal, nivel estatal y nivel municipal; el sistema bicameral que divide al congreso en dos cámaras; el estatus de la revisión judicial que de acuerdo con el derecho se divide entre la aplicación y la interpretación por parte del legislativo; por último tenemos lo que podríamos llamar una anomalía de diseño constitucional que son los regímenes de excepción, como lo fue la Junta Militar durante la dictadura chilena.

 

Finalmente, a mayor número de jugadores de veto tenemos una mayor división de propósitos para implementar de forma eficaz políticas públicas, lo deseable sería reducir el número de jugadores de veto.

 

Matthew Soberg Shugart y Stephan Haggard estudian en su ensayo Institutions and Public Policy Presidential Systems el diseño institucional presidencial y su relación con la eficacia en las políticas públicas. En primer lugar los autores afirman que desde su origen tanto el ejecutivo y el legislativo están divididos, pues, ambos poderes son electos de forma separada (Shugart y Haggard, 2001:64). El propio diseño institucional del presidencialismo empezando por el sistema electoral tiene como consecuencia que exista una separación de propósitos. Mientras que el ejecutivo piensa en los grandes temas nacionales, los legisladores piensan en los temas que afectan al distrito que representan.

 

También estos autores introducen a su explicación la teoría de los jugadores con veto de Tsebelis. Al respecto comentaremos los resultados empíricos que explican que tanto poder tiene el presidente a partir de sus poderes con veto.

 

Tabla 1An Index of Presidencial Powers over Legislation[1]

Package veto
0 No veto, or override by majority
1 No veto on spending, but veto with extraordinary majority override on other bills
2 Veto with extraordinary majority override on all bills.
Item veto (with promulgation of vetoed items permitted
0 No item veto
1 Item veto on some bills (usually spending), extraordinary majority override
2 Item veto on all bills, extraordinary majority override
Decree (new legislation, absent prior delegation)
0 No provision
2 Provided
Exclusive authority to introduce bills in specified policy areas
0 No provision, or applies only to budget bill with no major restrictions on amendment
1 Provided also in nonbudgetary bills, but no major restrictions on amendment
2 Provided major restrictions on amendment (such as inability to increase spending on items)

 

De acuerdo con este índice, los resultados empíricos que obtienen Matthew Soberg Shugart y Stephan Haggard es que en Argentina el presidente tiene un fuerte poder de veto alcanzando un puntaje de 6, en cambio en Costa Rica en donde el legislativo es unicameral y por lo tanto tiene unidad de propósitos alcanza un puntaje de 1. México también alcanza un puntaje de 1  dentro de este índice y como sabemos hay una estructura bicameral en el Congreso.

En los estudios empíricos de Matthew Soberg Shugart y Stephan Haggard encontramos una comparación bidimensional entre la tendencia para promover la separación de propósitos y el potencial reactivo o proactivo del ejecutivo. En el potencial reactivo se desea el statu quo y en el potencial proactivo se intenta cambiar el statu quo. Por ejemplo, siguiendo con los casos anteriores Argentina alcanza muy alto en la tendencia a promover la separación de propósitos y un nivel alto en el potencial dominante (reactivo o proactivo). Costa Rica un nivel bajo en la promoción de separación de propósitos y un potencial marginal nada reactivo o proactivo. México tiene un alto nivel de división de propósitos y un potencial marginal al igual que Costa Rica. Como podemos observar México que es más cercano a nosotros el diagnóstico no está alejado de la realidad.

 

Por último, para los autores el diseño institucional centrado en la división de propósitos a partir de los incentivos que reciben los jugadores de veto tiene como consecuencia la calidad de las políticas públicas.

 

Referencias bibliográficas

Cox, Gary y Mathew D. McCubbins. 2001. “The Institutional Determinants of Economic Policy Outcomes”. Editado por Stephan Haggard y Mathew D. McCubbins. Cambridge: Cambridge University Press, pp. 21-63.

 

Shugart, Matthew Soberg y Stephan Haggard. 2001. “Institutions and Public Policy in Presidential Systems.” Presidents Parliaments and Policy. Editado por Stephan Haggard y Mathew D. McCubbins. Cambridge: Cambridge University Press. pp. 64- 104.

                              

Tsebelis, George. 1995. “Decision Making in Political Systems: Veto Players in Presidentialism, Parliamentarism, Multicameralism and Multipartysm.” British Journal of Political Science. Vol.25, núm. 3, pp. 289-325.

 

 

            México, a 05 de septiembre de 2010

 En documento: Instituciones políticas y políticas públicas


[1] Shugart, Mattew Soberg y Stephan Haggard. Presidentialism and Democracy in Latin America, Cambridge, Cambridge University Press, 2001. p.80

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: