Archive for junio, 2010

Colin Hay: The 2010 Leonard Schapiro Lecture

junio 30, 2010

Colin Hay: The 2010 Leonard Schapiro Lecture

Colin Hay es profesor en el Departamento de Política de la University Of Sheffield. Los estudios de Hay pertenecen a la tradición de John M. Keynes, quien consideraba importante el estudio del impacto de las ideas económicas sobre el diseño de las políticas públicas. Para el profesor Hay las ideas económicas configuran los marcos de referencia con que los políticos formulan sus ideas sobre las políticas públicas. Es sumamente interesante la disertación que Colin Hay ha presentado en su reciente lectura en el Leonard Schapiro Lecture (2010). Partiendo de Andrew Gamble, Colin Hay identifica tres grandes crisis económicas en los últimos 150 años, la de 1930, 1970 y la actual que inicia en Estados Unidos (2006) y en Gran Bretaña (2007). En su lectura de 2010 titulada Pathology Without Crisis? The Strange Demise of the Anglo-Liberal Growth Model, Colin Hay argumenta que el modelo Anglo-Liberal está en crisis, tanto que los políticos ingleses no tienen un marco de referencia de ideas que apelar para explicar públicamente la crisis financiera actual, y si toman el lenguaje de la política económica keynesiana, lo hacen de manera tibia, pues el paradigma keynesiano no está vigente como marco de referencia en la política pública. Otro paper que pertenece a la misma tradición sobre la importancia de las ideas en las políticas públicas es el reciente trabajo de Peter A. Hall titulado The Political Origins of Our Economic Discontents: Contemporary Adjustment Problems in Historical Perspective (abril, 2010). Aquí Peter A. Hall explica históricamente la recesión económica global actual.

Andrew Gamble: las ideologías políticas

junio 30, 2010

Andrew Gamble y el estudio de las ideologías políticas

 

Andrew Gamble es profesor en el Departamento de estudios políticos e internacionales de la University of Cambridge. Es un académico que desde la economía política estudia las relaciones entre el Estado y la economía, las ideas que constituyen las políticas públicas en el contexto inglés. Mi interés en su obra radica en sus estudios sobre las relaciones entre los paradigmas de la economía política y las ideologías políticas. Al igual que Colin Hay busca explicar las ideologías políticas implementadas por el gobierno inglés a partir de los paradigmas de las doctrinas económicas. Sobre el tema de las ideologías políticas que Andrew Gamble ha escrito se pueden leer sus escritos clásicos sobre el thatcherismo en el Marxism Today, artículos como  This Lady’s Not for Turning: Thatcherism Mark IIIThatcher – make or break The Great Divide. Su libro clásico sobre las ideas económicas de  Hayek es Hayek: The Iron Cage Of Liberty. En su trabajo Public Intellectuals and the Public Domain Gamble argumenta sobre la importancia del dominio público en las democracias, para Gamble el dominio público es la intersección entre el Estado y la sociedad civil, los actores relevantes del dominio público son los intelectuales, que para Gamble son los académicos independientes del poder gubernamental y cuyo quehacer es el ejercicio crítico. Otros trabajos de interés de Gamble que he encontrado son los siguientes: Hegemony and Empire: British Exceptionalism and the Myth of Anglo-America, Between Europe and America: The Future of British Politics, The Public Interest and The Company in Britain and Germany, Capitalism or Barbarism: The Austrian Critique Of SocialismRecasting the Special Relationship. Se pueden leer los artículos periodísticos de Gamble en The Guardian.

Reflexiones sobre el estado de la libertades en Francia

junio 25, 2010

Reflexiones sobre el estado de la libertades en Francia

 

Me encuentro en el blog Libertés surveillées una nota interesante titulada El estado de las libertades en Francia: los valores se alejan de 1789, según Dominique Rousseau. La nota me parece interesante porque me permite pensar sobre la situación de nuestras endebles libertades civiles en México. El gobierno del Presidente Felipe Calderón justifica esta pérdida de las libertades civiles a cambio de la seguridad. Las observaciones del profesor de Derecho de la Universidad de Montpellier I para la realidad política francesa, tienen una gran actualidad para nuestra realidad sociopolítica, argumenta Dominique Rousseau:

  1. “…Se observa una disminución general de las libertades civiles a favor de una política de  seguridad. Esta regresión es invisible…” (Libertés surveillées,2010)
  2. “La ley sobre la detención preventiva de febrero de 2008 rompió con la política criminal humanista, ya que mantiene a una persona encerrada…porque es potencialmente peligroso. Esta ley es contraria al principio de presunción de inocencia consagrado en el artículo 9 de la Declaración de 1789: se basa en el peligro potencial de una persona y no en una convicción basada en hechos…” (Libertés surveillées,2010)

Reflexiones de Rousseau que trasladadas al contexto mexicano impresionan por su lectura crítica sobre la pérdida silenciosa y sustantiva de las libertades civiles, a cambio de la seguridad, que en el caso mexicano, es la violación sistemática de los derechos humanos por parte del ejército mexicano, como bien lo observa el reporte de 2009 de Human Rights Watch: Impunidad uniformada. Uso indebido de la justicia militar en México para investigar abusos cometidos durante operativos contra el narcotráfico y de seguridad pública.

Elecciones en Colombia: Juan Manuel Santos, “el camaleón”

junio 22, 2010

Juan Manuel Santos, “el camaleón” en Le Monde

Leo en Le Monde un excelente artículo sobre el trato que tuvo en la prensa colombiana el triunfo del representante del Uribismo, Juan Manuel Santos. El político camaleónico contuvo a la “ola verde” de Antanas Mockus, debido al cambio de estratega en su equipo de campaña al incorporar al venezolano J.J. Rendón, cambiando el discurso predominante de “seguridad” por un discurso hacia políticas sociales más específicas.

Carlos Monsiváis, Octavio Paz y el diálogo con la izquierda

junio 21, 2010

Carlos Monsiváis, Octavio Paz y el diálogo con la izquierda

 

Es extraño que en la academia universitaria de ciencia política en México, no se estudie de manera sistemática a nuestros ensayistas políticos. El estudio de la historia de la izquierda en México pasa por Octavio Paz y Carlos Monsiváis. En su memorable ensayo de 1999 Octavio Paz y la izquierda (Letras Libres, abril, 1999), Monsiváis recorre la historia de la izquierda en México a través de la mirada de crítica política y poética de Octavio Paz, los desacuerdos con Paz son los acuerdos críticos de Monsiváis con la izquierda no sólo política, sino con la izquierda social. En Monsiváis encontramos a un pensador de izquierda que va más allá de los programas de los partidos políticos, para ubicarse en la izquierda democrática de la sociedad civil y cultural. En el ensayo Octavio Paz y la izquierda leemos las siguientes reflexiones de Monsiváis:

Paz señala que el diálogo tradicional entre la izquierda y la derecha es un “diálogo en vías de extinción…” principalmente en Europa. A lo que responde Monsiváis:

“Tal eclipse no se da en América Latina, donde a partir del bien o mal llamado neoliberalismo (así identificado de manera unánime), y de las estrategias de ‘la nueva evangelización’ de América, la derecha se insolenta, exige el control de la educación pública, afirma la naturaleza eterna de la desigualdad, somete a sus contrincantes a campañas de linchamiento moral, identifica muy al estilo de la Guerra Fría como ‘subversivo’ a todo proyecto de justicia social, legitima el saqueo en nombre de la ‘libertad de empresa’ y se esfuerza en levantar la teocracia del mercado libre. Y la existencia de esta derecha garantiza la continuidad de la izquierda…” (Letras Libres, abril, 1999).

La crítica política de Monsiváis se vuelve a la vez una crítica poética: sensibilidad que atrapa la fuerza de la metáfora de la política, elemento que jamás encontraremos en la academia universitaria entre nuestros analistas políticos: la invención verbal. Escribe Monsiváis con respecto a Paz y la vitalidad de pensar en una comunidad universal:

“En 1950 el escritor francés David Roussel publica un informe sobre los campos de concentración en la URSS. Es el tiempo de la Guerra Fría, y la izquierda se abstiene de la mínima crítica ‘para no darle armas al enemigo’. Paz desecha la intimidación y publica en la revista Sur unos documentos sobre el genocidio estalinista. De inmediato se le tacha de ‘anticomunista’, entonces el instrumento de contención moral que se opone a las devastaciones de la Guerra Fría, y que se irá banalizando al emplearse no contra quienes son ‘instrumentos del Pentágono’, sino contra los críticos de un orbe dictatorial. Paz desecha el membrete, y reivindica en el El arco y la lira la idea de una comunidad universal en que cese la dominación de los unos sobre los otros, y en donde la libertad y la responsabilidad personal reemplacen a la moral del autoritarismo y el castigo. A esa idea – la sociedad en donde se borra la distinción entre trabajo y arte- se adscribe: ‘Renunciar a ella sería renunciar a lo que se ha querido ser el hombre moderno, renunciar a ser…El marxismo es la última tentativa del pensamiento occidental por reconciliar razón e historia” (Letras Libres, abril, 1999).

Sobre la obra de Monsiváis podemos decir lo que el propio Monsiváis decía de la obra de Paz: “…y las discrepancias, por numerosas y significativas que sean, no impiden la continuidad ya sin fracturas del diálogo, abierto entre sus páginas” (Letras Libres, abril, 1999).

Triunfo electoral de Juan Manuel Santos en Colombia

junio 21, 2010

Triunfo electoral de Juan Manuel Santos en Colombia

 

Los resultados presidenciales de la segunda vuelta en Colombia son favorables para Juan Manuel Santos. La lectura política de este triunfo electoral es que el ciudadano colombiano eligió la continuidad del uribismo: estrechar las relaciones con los Estados Unidos, búsqueda del liderazgo colombiano en materia de política exterior y tender puentes de entendimiento político entre los países de la región, especialmente con Venezuela.

 

Resultados de presidenciales en Colombia: segunda vuelta

99,91% de mesas escrutadas

 

Candidato

 

Total de votos

Porcentaje

Juan Manuel Santos

9, 004, 221

69,05%

Antanas Mockus

3, 588, 819

 

27,52%

 Fuente: http://www.eltiempo.com/

 

Aquí parte del discurso de Juan Manuel Santos al dar a conocer su triunfo en las elecciones presidenciales en Colombia del 20 de junio de 2010.

Peter Zeihan publica: “Germany: Mitteleuropa Redux”.

junio 15, 2010

Peter Zeihan, Germany: Mitteleuropa Redux

 
 

 

El artículo de Peter Zeihan, Germany: Mitteleuropa Redux, publicado en marzo en Stratfor Global Intelligence, ya se puede leer libremente. Sus afirmaciones son lapidarias: el club de países del Mediterráneo: Portugal, España, Grecia e Italia tienen trabajadores no competitivos que contrastan con el buen desempeño de los trabajadores alemanes. Se lee en el artículo que en una entrevista del 13 de marzo de 2010 al Ministro de Finanzas alemán, Wolfang Schauble, expresó que si Grecia o algún país de la zona del euro no tienen buen desempeño en las finanzas, debe ser expulsado de la zona del euro.

En torno a Ernesto Laclau

junio 14, 2010

En torno a Ernesto Laclau

En torno a Ernesto Laclau pretende reunir la obra de Laclau, los escritos colectivos de Laclau y los escritos sobre la obra de Laclau. Al igual que Octavio Paz, Laclau es un escritor que vuelve a sus obras con ejercicio crítico, de ahí que su obra está escrita en círculos concéntricos siempre regresando a ella para dar un nuevo paso que recupera lo anterior con una nueva mirada.

Escritos de Ernesto Laclau

Laclau, Ernesto (1996): “The death and resurrection of the theory of ideology” en Journal of Political Ideologies, Volume 1, Issue 3 October, pp. 201-220.

Laclau, Ernesto (2001): “Can Immanence Explain Social Struggles?” en Diacritics, Vol. 31, No. 4, pp. 3-10.

Laclau, Ernesto (2001): “Democracy and the Question of Power, en Constellations, Vol.8, No.1, pp. 3-14.

Laclau, Ernesto (2001): “La Democracia y el problema del poder, esta traducción fue publicada en Actuel Marx, núm. 1, edición argentina.

Laclau, Ernesto (2005): La razón populista, Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Laclau, Ernesto (2006): “Ideology and post-Marxism” en Journal of Political Ideologies, Volume 11, Issue 2, Junio, pp. 103-114

Escritos colectivos de Ernesto Laclau

Laclau, Ernesto y Chantal Mouffe (1987): Hegemonía y Estrategia Socialista. Hacia una radicalización de la democracia, Madrid: Siglo XXI.

Laclau, Ernesto y Judith Butler (1995) Los usos de la igualdad, publicado por primera vez en TRANS, Vol. 1, Núm. 1, en noviembre de 1995.

Escritos sobre la obra de Ernesto Laclau

Halkier, Henrik (2003): “Discourse, Institutionalism and Public Policy. Theory, Methods and a Scottish Case Study”, Discussion Paper No. 23, Aalborg University.

Wenman, Mark Anthony (2003): “Laclau or Mouffe? Splitting the Difference”, en Philosophy Social Criticism, 29: 581-606. Una versión preliminar de Laclau or Mouffe? Splitting the Difference aquí.

Veltmeyer, Henry (2006): “El proyecto post-marxista: aporte y crítica a Ernesto Laclau”, en Revista THEOMAI, No. 14, Estudios sobre Sociedad, Naturaleza y Desarrollo, No. 14, pp. 1-15

Muñoz, María Antonia (2006): “Laclau y Rancière: algunas coordenadas para la lectura de lo político”, en Andamios. Revista de Investigación Social, junio, año/Vol. 2, No. 004, pp. 119-144.

Ema López, José Enrique (2007): “Lo político, la política y el acontecimiento” en Foro Interno, 7: 51-76.

Martin, James (2008): “The political logic of discourse: a neo-Gramscian view”, en Goldsmiths Research Online. Originalmente publicado en History of European Ideas 28 (2002), pp. 21-31

Gordan Maslov, (2009): “Laclau and Mouffe on the (Im) Possibility of SocietyFilozofska istrazivanja, Vol. 29, No.1, abril, pp. 179-190

Nash, Matthew, (2009): Interrogating post-Marxism: Laclau and Mouffe, Foucault, and Zizek, tesis para obtener el grado de Masters of Arts In Political Science en la Facultad del Instituto Politécnico de Virginia.

Simon David Jackman: la medición de la ideología política

junio 11, 2010

Simon David Jackman: la medición de la ideología política

 

Simon David Jackman es Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Rochester. Profesor titular en el Departamento de Ciencia Política y Director del Programa en Métodos de Análisis en Ciencias Sociales de la Universidad de Stanford. Mi interés en el trabajo de Jackman radica en sus estudios sobre las ideologías políticas. A partir del estudio clásico de Angus Campbell, Philip E. Converse, Warren E. Miller y Donald E. Stokes titulado The American Voter (1960), se fue construyendo el modelo holístico para interpretar la ideología política medido en el continuo izquierda-derecha. The American Voter fue publicado en 1960 como un reporte sobre las elecciones de 1952 y especialmente sobre las elecciones presidenciales de 1956. La escala tradicional de la ideología política del votante americano propone siete puntos representados en una sola dimensión, a saber:

  1. Liberal duro
  2. No es un liberal duro
  3. Tuvo que elegir una posición liberal
  4. Tuvo que elegir ser moderado
  5. Tuvo que elegir una posición conservadora
  6. No es un conservador duro
  7. Conservador duro

 

En su estudio Ideology: A definitional Analysis John Gerring realiza una conceptualización de ideología que permita ser operacionalizado desde una perspectiva positivista en la ciencia política, es decir, un concepto de ideología que pueda ser medido. En el trabajo de Gerring leemos las siguientes definiciones de ideología.

“Una organización de opiniones, actitudes, y valores – un medio para pensar sobre los hombres y la sociedad. Podemos hablar de una ideología total del hombre o de su ideología con respecto a diferentes áreas de la vida social; política, económica, religiosa, grupos minoritarios, etc…” (Adorno et al. 1950: 2).

“Típicamente la política dogmática, rígida e impermeable” (Sartori, 1969: 4)

“Mapas de la compleja realidad social y matrices para la creación de conciencia colectiva” (Geertz, 1973: 220).

“Un sistema de creencias que incluye: (1) una amplia gama de opiniones; (2) actitudes altamente consistentes; y (3) conceptualizaciones abstractas (por ejemplo: liberal, conservador)”. (Converse, 1964).

En el trabajo conjunto de Simon Jackman y Shawn Treir titulado Beyond Factor Analysis: Modern Tools for Social Measurement, argumentan que son pocos los politólogos que han interpretado las respuestas de los items del National Election Studies (NES)correspondientes a la escala liberal-conservadora- como ideología política. La metodología que se presenta en este paper lo puedo resumir en los siguientes puntos:

De acuerdo con Treier y Jackman muchas teorías de la ciencia política, se refieren a los “constructos teóricos” como supuestos por no ser observados directamente. Por ejemplo, constructos teóricos como:

  •  La opinión pública
  • Capital Social
  • Cohesión social
  • Ideología
  • Utilidad

La ideología política es un constructo teórico que se construye a partir de una combinación de indicadores.

La ideología política se puede construir con los contenidos semánticos de los items, a partir de la escala tradicional liberal-conservador. Para ello los autores recurren a la National Election Studies (2000).

Los autores proponen en su trabajo de investigación un método alternativo para estimar las variables latentes usando modelos del Item Response Theory. Estos modelos se han aplicado principalmente en psicología educativa para medir niveles de inteligencia.

Con la Estadística (Bayesiana) y los avances técnicos computacionales (Markov chain Monte Carlo) que han impulsado el potencial del Item Response Theory.

Por su potencialidad los autores proponen medir la ideología política más allá del tradicional análisis factorial, aplicando estadística bayesiana que ha tenido éxito en el Item Response Theory.

Otros dos brillantes papers ligados a esta literatura sobre la medición de la ideología política es el paper titulado The Structure and Meaning of Political Ideology de Shawn Treier y Sunshine Hillygus y otro titulado Pauline, the Mainstream, and Political Elites: the place of race in Australian political ideology del propio Simon David Jackman.

En presentación: Metodología para la medición de la ideología política

Sistema de partidos en el nivel subnacional: una lectura sobre el número de partidos

junio 10, 2010

Sistema de partidos en el nivel subnacional: una lectura sobre el número de partidos

 

Noé Hernández Cortez

Introducción

El presente trabajo es un análisis sobre el sistema de partidos en las entidades federativas de la Federación Mexicana. Como sabemos el sistema de partidos tiene distintas dimensiones de estudio como son: “a) el número de partidos, b). su tamaño, c). la distancia ideológica entre ellos, d). sus pautas de interacción, e). su relación con la sociedad o con grupos sociales, y f). su actitud frente al sistema político.” (Nohlen, 1998: 42). De estos elementos que menciona Nohlen nos enfocamos a registrar la composición del Número de Partidos Legislativos que conforman a cada una de las 32 asambleas legislativas locales de la Federación Mexicana en el período de tiempo 1988-2008. Para ello tomamos dos índices, a saber: el índice “Número Efectivo de Partidos” (N) de Laakso y Taagepera (1979; 1993) y el índice “Número de Partidos” (NP) de Molinar (1991) la pertinencia de este último es que nos permite ponderar para el caso mexicano la presencia de partidos dominantes en ciertas entidades federativas (Ver Anexo I).

Para realizar nuestro estudio analizamos cuatro legislaturas con base en un criterio histórico-político (Nohlen, 1998) sustentado con los datos que registramos en el análisis de la composición de las asambleas legislativas de las 32 entidades federativas de la República Mexicana  a partir de 1988 hasta el año 2008. Nuestro argumento consiste en que las legislaturas reflejan un mayor número de partidos en competencia en el poder observándose una pluralidad de partidos legislativos, no obstante para ponderar esta observación utilizamos el índice “Número de Partidos” de Molinar para tener presente que en ciertos estados de la República Mexicana tiene un dominio todavía el PRI, en ese sentido el índice de Molinar hace un mejor reflejo de tal situación en estados como Oaxaca en donde el PRI sigue dominando. Asimismo, sostenemos con Patrick Dumont y Jean –François Caulier[1] de que un incremento en el número de partidos en la competencia de la arena legislativa puede ser signo de democratización como también lo ha demostrado para el caso mexicano Alonso Lujambio (2004).

Las asambleas legislativas locales

La Federación Mexicana tiene 32 entidades federativas. Cada entidad federativa tiene una asamblea legislativa que puede variar en cuanto al número de escaños de sus cámaras. Un estado como Quintana Roo tiene un total de 15 escaños en su cámara legislativa[2], Yucatán conforma su LVIII Legislatura con 25 asientos legislativos. Por otra parte, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal tiene un total de 66 escaños. El Estado de México en su LVI legislatura con 75 escaños.

Las cámaras de las asambleas legislativas de las entidades federativas son unicamerales y eligen a sus representantes por vía electoral de mayoría relativa y por representación proporcional, teniendo un sistema electoral mixto. En relación con el criterio de la historia política, Nohlen sostiene la importancia de estudiar el contexto histórico en que se han desarrollado los distintos sistemas de partidos. En ese sentido, para comprender el sistema de partidos en México es importante tener en cuenta que el sistema de partidos en cada entidad federativa se “liberó” – por sucesivas reformas electorales-  del otrora partido hegemónico el PRI. Por tal razón es crucial tener en cuenta este contexto histórico pues nos permite analizar en su justa dimensión el reciente pluralismo político del sistema de partidos como producto del desmembramiento del partido hegemónico.  Y esta nueva situación del sistema de partidos se ve reflejada en el creciente número de partidos en las asambleas legislativas.

 

El número de partidos

Como hemos argumentado siguiendo a Nohlen el número de partidos es un elemento para analizar el sistema de partidos. Existen distintas teorías que analizan el componente  número de partidos. Para Sartori el criterio numérico permite saber cuántos partidos compiten en la arena electoral o bien cuantos partidos están representados en la arena legislativa. Para propósitos de nuestro trabajo de investigación la utilidad de contar el número de partidos legislativos reside en conocer la distribución del poder (Sartori: 1994: 153). 

Maurice Duverger consideró la relevancia del criterio aritmético para contar el número de partidos en competencia para elaborar una clasificación de los sistemas de partidos. De ahí que de acuerdo con el número de partidos Duverger clasificara a los sistemas de partidos como bipartismo, multipartidismo y sistema de partido único. Éstos últimos como el partido fascista o el partido comunista. Duverger también es quién estableció la idea de lo que se conoce como los efectos mecánicos de las reglas electorales que impactan en el sistema de partidos.

Por otra parte, cabe mencionar que el número de partidos es un indicador que  también se trata en trabajos más especializados como una variable dependiente en función de variables independientes como son “la magnitud de distrito (M), el tamaño de la legislatura (TL) y la sobrerrepresentación distrital (SRD) interactuando como una variable dummy que asume el valor de 1 para los sistemas de representación proporcional y de 0 para los mayoritarios uninominales” (Reynoso, 2004: 133). Estos estudios han mostrado el impacto de estas variables independientes sobre la variable dependiente número de partidos.

Indicadores.

El índice “Número Efectivo de Partidos” (N)[3] fue formulado por Laakso y Taagepera (1979) para saber si el número de partidos tenía efectos sobre la fragmentación en el sistema de partidos. Posteriormente, Taagepera y Shugart (1993) crean un modelo cuantitativo para predecir el Número Efectivo de Partidos. Esto permitiría establecer los partidos más significativos con respecto de los menos significativos. Lo anterior se estableció en la siguiente fórmula, a saber:

N = (∑ pi2)-1

En donde N es “igual al inverso de la sumatoria de los cuadrados de las proporciones de votación por los diversos partidos” (Peña, 2005: 24). El indicador se puede aplicar tanto a los votos como a los escaños.

Un índice alternativo al de Laakso y Taagepera es el índice de Molinar que hemos usado en nuestro trabajo. Una crítica que realiza Molinar al índice de Laakso y Taagepera es que revaloriza al partido ganador pasando desapercibido a los partidos minoritarios o pequeños. Como el índice de Molinar deja constante al partido ganador, esto nos permite medir realmente el peso de los partidos pequeños, con ello podemos conocer mejor la asimetría que existe entre el partido ganador y los partidos pequeños. Por tal razón, argumentaremos aquí que el índice de Molinar es más sensible para captar el predominio en ciertos estados del PRI[4] para ello compararemos el valor que arrojan ambos índices al medir el número de partidos. La fórmula del índice de Molinar se expresa en los siguientes términos:

 

NP = 1 + N2ni=2  Pi2

 

Así, el índice de Molinar es igual a uno más el producto de la multiplicación de N (Número Efectivo de Partidos) al cuadrado por la sumatoria de los porcentajes de votos o escaños al cuadrado a partir del segundo partido más votado. Una diferencia metodológica del índice de Laakso y Taagepera es que el índice de Molinar es más complejo y menos parsimonioso.

 Observaciones

 

Para sopesar el índice de Laakso y Taagepera y el índice de Molinar tomaremos el criterio histórico (Nohlen) para realizar comparativos entre las asambleas legislativas. Lo que se pretende valorar son los resultados que arrojan ambos índices en nuestro argumento en que en determinados estados existe un pluralismo político que se traduce en un mayor número de partidos en competencia, por otra parte en un ritmo distinto existen estados en donde el PRI es aún el partido dominante. En primer lugar contrastemos a dos estados bajo el criterio de la alternancia política  para observar el comportamiento de su número de partidos legislativos tanto en el índice de Laakso y Taagepera como en el índice de Molinar.

En ese sentido, bajo un criterio histórico seleccionamos las legislaturas de Oaxaca y de Guanajuato. En el estado de Oaxaca el partido predominante es el PRI y no ha tenido la experiencia de la alternancia en el ejecutivo. En cambio, el estado de Guanajuato ha experimentado la alternancia política con más profundidad tanto en el espacio legislativo como en el ejecutivo. Es preciso señalar que en nuestro trabajo no estamos investigando alternancia en el ejecutivo en el nivel subnacional pero lo mencionamos como criterio histórico relevante que nos permita realizar comparativos.

Los resultados que obtuvimos en la medición del Número Efectivo de Partidos (N) y el Número de Partidos (NP) en las legislaturas analizadas en el estado de Oaxaca fueron las siguientes que observamos en el cuadro I.

Cuadro I. Resultados por número de partidos de las legislaturas de Oaxaca (1992-2007)
Legislatura año N NP No. Escaños
LV 1992 2 1.1 31
LVI 1995 2.4 1.4 42
LVII 1998 2.2 1.5 42
LVIII 2001 2.4 1.4 42
LIX 2004 2.4 1.4 42
LX 2007 2.4 1.3 42

Fuente: Elaboración propia con base en datos del Centro para la Investigación y el Desarrollo A.C. (Cidac).

Lo más significativo en estos datos del Cuadro I es que en la LV el índice de Laakso y Taagepera arroja un valor de N = 2 en contraste el índice de Molinar arroja un valor de NP = 1.1. La lectura que damos a esto es que el partido dominante es el PRI y esto no lo logra captar el índice de Laakso y Taagepera. Si analizamos la conformación por porcentajes de la repartición de escaños en la LV Legislatura el índice de Molinar nos presenta una mejor lectura. Observemos la Tabla I.

Tabla I. Porcentajes de escaños de la LV Legislatura de Oaxaca 1992-1995

LV Legislatura de Oaxaca, 1992-1995
Partidos políticos Porcentajes de escaños
PRI 68%
PRD 13%
PAN 9%
OTROS 10%
Fuente: Elaboración propia con base en datos del Cidac. 

 

 

Al observar la gráfica I podemos corroborar lo que mide el índice de Molinar al darle un valor de NP = 1.1 refleja la distribución de la representación legislativa en donde el PRI tiene un 68 % de los escaños alcanzando la mayoría calificada, por otra parte los escaños se distribuyen entre el PAN con un 9%, PRD con el 13% y Otros con el 10%. Lo que significa que en la competencia partidaria no existen dos partidos significativos como lo indica el índice de Laakso y Taagepera. Ahora pasemos al caso de Guanajuato.

 

En primer lugar lo ilustraremos con los datos arrojados por la aplicación del índice de Molinar y el índice de Laakso y Taagepera.

 

 Para ello observemos el cuadro II. 

 

 

Cuadro II.  Resultados por número de partidos de las legislaturas de Guanajuato (1992-2007)
Legislatura

año

N

NP

No. Escaños

LV

1991

2

1.2

30

LVI

1994

1.7

1.1

28

LVII

1997

3.1

2.2

36

LVIII

2000

2.1

1.3

36

LIX

2003

2.7

1.6

36

LX

2006

2.2

1.2

36

Fuente: Elaboración propia con base en datos del CIDAC.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los resultados arrojados significativos son en las Legislaturas LV, LVII y LX. En la Legislatura LV el índice N = 2 en contraste con el índice NP = 1.2 que le da un menor valor. Por otra parte, en la Legislatura LVII el índice N = 3.1 en contraste el índice NP = 2.2. Lo interesante en este caso es que el índice de Molinar le da un valor alto de  NP = 2.2 lo que nos permite suponer que en realidad en esta Legislatura existen dos partidos fuertes. Siguiendo con nuestro argumento observemos la LX Legislatura la cual para el año 2006 nos señala el índice de Molinar que existe un partido dominante en la legislatura. En primer lugar observemos la Tabla II.

 

 

Tabla II. Porcentajes de escaños de la LV Legislatura de Guanajuato 1991-1994.

LV Legislatura de Guanajuato 1991-1994
Partidos políticos Porcentajes de escaños
PRI 67%
PRD 6%
PAN 20%
OTROS 7%
Fuente: Elaboración propia con base en datos del Cidac. 

 

En la Tabla II observamos que la medición del índice de Molinar se aproxima más a la lectura de un partido fuerte en esta LV Legislatura en donde el PRI tiene un 67% de los escaños, esto es, tiene una mayoría calificada. Lo anterior lo refleja mejor el índice de Molinar al otorgarle un valor de NP = 1.2, por el contrario el índice de Taagepera le otorga un valor de N = 2 no sopesando la fuerza de los partidos pequeños o minoritarios en relación con el número de escaños que obtuvieron durante esta Legislatura. Ahora pasemos a analizar la Tabla III.

Tabla III. Porcentajes de escaños de la LVII Legislatura de Guanajuato 1997-2000.

LVII Legislatura de Guanajuato, 1997-2000
Partidos políticos Porcentajes de escaños
PRI 31%
PRD 14%
PAN 44%
OTROS 11%
Fuente: Elaboración propia con base en datos del Cidac. 

En la gráfica III observamos que el índice de Molinar hace una lectura correcta al identificar con un valor de NP = 2.2, es decir, el registro de dos partidos fuertes en ese sentido los dos partidos fuertes son el PRI con 31% y el PAN con el 44%. Ninguno de los dos obtiene mayoría absoluta, pero entre los dos suman el 75% de los escaños. Ahora pasemos a la Tabla IV.

Tabla IV. Porcentajes de escaños de la LX Legislatura de Guanajuato 2006-2009.

LX Legislatura de Guanajuato 2006-2009
Partidos políticos Porcentajes de escaños
PRI 20%
PRD 8%
PAN 64%
OTROS 8%
Fuente: Elaboración propia con base en datos del Cidac. 

 

De acuerdo con la gráfica IV podemos constatar que el registro que hace el índice de Molinar se ajusta más que el registro realizado por el índice de Laakso y Taagepera. Como hemos señalado el valor de NP = 1.2 y el valor de N = 2.2. En ese sentido, el valor que le otorga el índice de Molinar se ajusta mejor a la realidad al expresar la existencia de un partido fuerte en este caso el PAN con el 64% de los escaños, obteniendo una mayoría absoluta en esta LX Legislatura de Guanajuato, mientras que el índice de Laakso y Taagepera registró dos partidos fuertes. En ese sentido, el PRI queda como segunda fuerza con el 20%, el PRD con el 8% y otros partidos con el 8%.

Desde un punto de vista histórico pasamos de un partido fuerte en este caso el PRI con 67% de los escaños en la LV Legislatura de Guanajuato  a otro partido fuerte en la LX Legislatura del mismo estado, pero que ya no es el PRI, sino el PAN con el 64%.

Conclusiones

El estudio aquí realizado nos permite apuntar un conjunto de reflexiones. En primer lugar nuestro enfoque histórico-político es relevante en el sentido de que contextualiza históricamente al sistema de partidos en el ámbito subnacional como resultado de la fragmentación  del partido en su momento hegemónico como lo fue el PRI y con ello el surgimiento de nuevas fuerzas políticas expresadas en los partidos políticos.

En segundo término, un acercamiento empírico a lo que sucede en el sistemas de partidos en el ámbito subnacional con el aparato analítico de la ciencia política arroja resultados importantes. En esta línea argumentativa, el registro del número de partidos con el índice de Laakso y Taagepera, así como el índice de Molinar resulta relevante si tenemos en cuenta el contexto histórico que dé sentido a estos indicadores. Ese fue precisamente el propósito de nuestro trabajo. Así, el índice de Molinar parece más receptivo para registrar tanto a los partidos fuertes como a los partidos minoritarios en sistema de partidos multipartidistas como empieza a suceder en los ámbitos subnacionales en México.

Finalmente, presentamos en el Anexo I nuestro registro de la aplicación de los índices de Laakso y Taagepera y el Molinar. Registro que es un esbozo de lo que sucede en el sistema de partidos en los estados de la Federación Mexicana.

Referencias bibliográficas

Dalton, R. J., McAllister, I. y Wattenberg, M. P. (2000), “The Consequences of Party Dealignment, en Parties Without Partisans: Political Change in Advanced Industrial Democracies, Oxford: Oxford University Press.

De la Peña, Ricardo, (2005), “El número de autonomías y la competitividad electoral”, Política y Cultura, No. 24, pp. 233-255.

Dumont, Patrick y Jean-François Caulier, (2005), “The Effective Number of Relevant Parties: How Voting Power Improves Laakso-Taagepera’s Index”, Paper, pp. 1-28.

Duverger, Maurice, (2006), Los partidos políticos, México: FCE.

Molinar, J. (1991), “Counting the Number of Parties: An Alternative Index”, American Political Science Review Vol. 85, pp. 1383-1391.

Nohlen, Dieter, (1998), Sistemas de Partidos y partidos políticos, México: FCE.

Reynoso, Diego, (2004), Votos ponderados. Sistemas Electorales y Sobrerrepresentación Distrital, México: Porrúa-Flacso.

Sartori, Giovanni, (1994), Partidos y Sistemas de Partidos: Marco para un Análisis, Madrid: Alianza Editorial.

Taagepera, Rein y Matthew S. Shugart, (1993), “Predicting the number of parties: a quantitative model of Duverger’s mechanical effect”, American Political Science Review Vol. 87, No. 2 , pp. 455-464.

ANEXO I
1. Aguascalientes
Legislatura año N* NP** No. Escaños
LV 1992 1.4 1 24
LVI 1995 2.8 2.5 27
LVII 1998 2 1.5 26
LVIII 2001 2.8 2.3 27
LIX 2004 2.1 1.2 27
LX 2007 2.5 1.8 27
2. Baja California  
Legislatura año N NP No. Escaños
XIV 1992 2.8 2.4 19
XV 1995 2.1 1.9 25
XVI 1998 2.5 2.3 25
XVII 2001 2.5 2.1 25
XVIII 2004 2.7 2 25
XIX 2007 2.9 2 25
3. Baja California Sur  
Legislatura año N NP No. Escaños
VII 1993 2.2 1.9 15
VIII 1996 2.5 1.6 20
IX 1999 3 2 21
X 2002 2.6 1.6 20
XI 2005 1.7 1.1 21
XII 2008 2.9 2.3 21
4. Campeche
Legislatura año N NP No. Escaños
LV 1994 1.7 1.1 29
LVI 1997 2.7 1.1 35
LVII 2000 2.3 1.6 35
LVIII 2003 2.2 1.9 31
LIX 2006 2.8 2.1 35
5. Coahuila
Legislatura año N NP No. Escaños
LIII 1993 2.2 1.2 32
LIV 1996 2.3 1.2 30
LV 1999 2.8 1.8 32
LVI 2002 2.5 1.5 35
LVII 2005 2.4 1.4 35
LVIII 2008 2.1 1.3 31
6. Colima
Legislatura año N NP No. Escaños
LI 1994 2.3 1.4 20
LII 1997 2.5 1.9 20
LIII 2000 2.4 1.6 25
LIV 2003 2.6 1.8 25
 7.Chiapas
Legislatura año N NP No. Escaños
LVIII 1991 1.1 1 20
LIX 1995 2.3 1.3 40
LX 1998 2.2 1.2 35
LXI 2001 2.4 1.3 40
LXII 2004 2.7 2.5 40
LXIII 2007 3.6 2.7 40
LV 2006 2.1 1.7 25
8. Chihuahua
Legislatura año N NP No. Escaños
LVII 1992 2.1 1.7 27
LVIII 1995 2.1 1.4 24
LIX 1998 2.5 1.6 33
LX 2001 2.4 1.7 33
LXI 2004 2.5 1.6 33
LXII 2007 2.7 2.1 33
9.Distrito Federal
Legislatura año N NP No. Escaños
Primera Asamblea 1988 2.6 1.8 66
Segunda Asamblea 1991 2.3 1.3 66
Asamblea de Representantes 1994 2.4 1.4 66
I Asamblea Legislativa 1997 2.6 1.4 66
II Asamblea Legislativa 2000 3.2 2.7 66
III Asamblea Legislativa 2003 2.6 1.6 66
IV Asamblea Legislativa 2006 2.8 1.8 66
10.Durango
Legislatura año N NP No. Escaños
LIX 1992 2.6 1.8 25
LX 1995 2.7 1.7 25
LXI 1998 2.6 1.5 25
LXII 2001 2.6 1.8 25
LXIII 2004 2.2 1.4 25
LXIV 2007 2.4 1.5 30
11 Guanajuato
Legislatura año N NP No. Escaños
LV 1991 2 1.2 30
LVI 1994 1.7 1.1 28
LVII 1997 3.1 2.2 36
LVIII 2000 2.1 1.3 36
LIX 2003 2.7 1.6 36
LX 2006 2.2 1.2 36
 12. Guerrero
Legislatura año N NP No. Escaños
LIV 1993 1.9 1.1 46
LV 1996 2 1.3 46
LVI 1999 1.9 1.4 46
LVII 2002 2.9 2.3 46
LVIII 2005 3.5 3.3 46
LIX 2008 3 2.7 46
13. Hidalgo
Legislatura año N NP No. Escaños
LV 1993 1.9 1.1 24
LVI 1996 2 1.2 27
LVII 1999 2.2 1.4 29
LVIII 2002 2.2 1.4 29
LIX 2005 1.8 1.1 29
LX 2008 2.2 1.2 30
14. Jalisco
Legislatura año N NP No. Escaños
LIII 1992 1.8 1.1 34
LIV 1995 1.9 1.3 38
LV 1997 2.6 2 40
LVI 2000 2.3 1.9 40
LVII 2003 2.43 2.1 40
LVIII 2006 1.9 1.2 60
15. Estado de México
Legislatura año N NP No. Escaños
LI 1990 2.2 1.5 57
LII 1993 2.3 1.3 66
LIII 1996 2.4 1.3 75
LIV 2000 3.2 2.6 75
LV 2003 3.7 3.2 75
LVI 2006 75
16. Michoacán
Legislatura año N NP No. Escaños
LXVII 1995 2.5 1.7 30
LXVIII 1998 2.3 1.4 30
LXIX 2001 2.5 1.5 30
LXX 2004 2.8 2.2 40
LXXI 2007 3.5 3 40
17. Morelos
Legislatura año N NP No. Escaños
XLV 1991 1.7 1.1 16
XLVI 1994 2.2 1.4 25
XLVII 1997 2.8 2.3 30
XLVIII 2000 2.4 2 30
XLIX 2003 3.8 3.4 30
L 2006 3 2.6 60
18. Nayarit
Legislatura año N NP No. Escaños
XXIII 1990 2 1.2 30
XXIV 1993 1.9 1.1 30
XXV 1996 2 1.2 30
XXVI 1999 3.5 2.8 30
XXVII 2002 2.4 1.3 30
XXVIII 2005 2.3 1.4 30
XXIX 2008 2.7 1.6 30
19. Nuevo León
Legislatura año N NP No. Escaños
LXVII 1994 2.3 2 42
LXVIII 1997 2.3 1.6 42
LXIX 2000 2.2 1.7 42
LXX 2003 2.2 1.4 39
LXXI 2006 2.4 1.8 42
20. Oaxaca
Legislatura año N NP No. Escaños
LV 1992 2 1.1 31
LVI 1995 2.4 1.4 42
LVII 1998 2.2 1.5 42
LVIII 2001 2.4 1.4 42
LIX 2004 2.4 1.4 42
LX 2007 2.4 1.3 42
21. Puebla
Legislatura año N NP No. Escaños
LIII 1995 2.2 1.7 39
LIV 1998 2 1.2 39
LV 2001 2.3 1.4 41
LVI 2004 2.1 1.3 41
LVII 2007 2.3 1.3 40
22.Querétaro
Legislatura año N NP No. Escaños
L 1991 1.6 1.1 21
LI 1994 2.2 1.4 25
LII 1997 2.5 1.9 24
LIII 2000 2.8 2 25
LIV 2003 2.7 2 25
LV 2006 2.2 1.2 25
23. Quintana Roo
Legislatura año N NP No. Escaños
VII 1993 1.8 1.1 18
VIII 1996 2.2 1.4 23
IX 1999 2.2 1.4 25
X 2002 2.4 1.3 25
XI 2005 3.8 3.3 25
XII 2008 2.5 1.5 15
24. San Luis Potosí
Legislatura año N NP No. Escaños
LIV 1994 2.4 1.8 27
LV 1997 2.6 1.8 27
LVI 2000 2.3 1.9 27
LVII 2003 2.4 1.9 26
LVIII 2006 2.5 1.5 27
25. Sinaloa
Legislatura año N NP No. Escaños
LIV 1992 2 1.4 39
LV 1995 2.4 1.7 40
LVI 1998 2.2 1.4 40
LVII 2001 2.7 1.7 40
LVIII 2004 2.4 1.8 40
LIX 2007 2.1 1.5 40
26. Sonora
Legislatura año N NP No. Escaños
LV 1997 3.1 2.3 33
LVI 2000 2.5 2 33
LVII 2003 2.2 1.8 31
LVIII 2006 2.8 2.3 32
27. Tabasco
Legislatura año N NP No. Escaños
LVI 1997 2.3 1.4 31
LVII 2001 2.3 1.8 31
LVIII 2004 2.5 2 35
LIX 2006 1.9 1.7 33
28. Tamaulipas
Legislatura año N NP No. Escaños
LV 1992 1.5 1 25
LVI 1995 2.2 1.3 32
LVII 1998 2.1 1.3 32
LVIII 2001 2.4 1.4 32
LIX 2004 2.2 1.4 32
LX 2007 2.3 1.4 32
29. Tlaxcala
Legislatura año N NP No. Escaños
LIV 1992 1.8 1.1 15
LV 1995 2.5 1.4 32
LVI 1998 2.7 1.6 32
LVII 2001 3 2.3 32
LVIII 2004 3.8 3.4 32
LIX 2007 3.2 2.4 34
30.Veracruz
Legislatura año N NP No. Escaños
LVI 1992 1.9 1.1 40
LVII 1995 1.9 1.1 40
LVIII 1998 2.3 1.3 45
LIX 2000 2.3 1.3 45
LX 2004 2.6 2.3 50
LXI 2007 2.3 1.4 45
31. Yucatán
Legislatura año N NP No. Escaños
LV 1998 2.1 1.5 25
LVI 2001 2.2 2.1 25
LVII 2004 2.3 1.8 25
LVIII 2007 2.2 1.6 25
32. Zacatecas
Legislatura año N NP No. Escaños
LIV 1992 1.8 1.1 21
LV 1995 1.8 1.1 21
LVI 1998 3.1 2.4 30
LVII 2001 3 2.2 30
LVIII 2004 2.9 1.7 30
LIX 2007 3.2 2.1 30
         
Notas
*N= Índice de Laakso y Taagepera conocido como Número Efectivo de Partidos
**NP= Índice de Molinar conocido como Número de Partidos.
         
         
         
         
         
         

[1] Ambos autores toman el argumento de Russell J. Dalton y Martin P. Wattenberg  (2000) de que el número de partidos puede ser signo de democratización o bien de un realineamiento electoral en las democracias industriales.

[2]Es preciso observar que el Estado de Quintana Roo ha llegado a tener en legislaturas anteriores al 2008 hasta 25 escaños.

[3] Para propósitos de nuestro trabajo utilizaremos los siguientes símbolos N= Número Efectivo de Partidos (Índice de Laakso y Taagepera) y  NP = Número de Partidos (Índice de Molinar).

[4] Aquí nos interesa señalar el peso predominante del PRI por las razones históricas que el Partido tiene en el sistema de partidos mexicano.